Páginas vistas en total

lunes, 27 de diciembre de 2010

Consejos para el estudio. Carta de Santo Tomás de Aquino.



Consejos para el Estudio (Carta de Santo Tomás al hermano Juan)

 

"Mi amadísimo en Cristo hermano Juan:

 

Me has preguntado cómo te conviene estudiar de modo que llegues a adquirir el tesoro de la ciencia. Estos son los consejos que te doy:

 

a-      No te lances de golpe al océano, sino entra en él por los arroyuelos, porque es conveniente que de lo más fácil desemboques en lo más difícil.



b-     Quiero que seas tardo en el hablar, y tardo para acudir allí donde se habla.



c-      Conserva la pureza de conciencia.



d-     No dejes de entregarte a la oración.



e-      Gusta de frecuentar tu , celda  si quieres ser "introducido en la celda del vino".



f-       Muéstrate amable con todos.



g-      No quieras andar averiguando los hechos ajenos.



h-      No seas demasiado familiar con nadie, pues el exceso de familiaridad engendra el menosprecio y da ocasión de sustraer tiempo al estudio.



i-        No te entrometas de manera alguna en palabras y obras de los hombres del mundo.



j-       Huye por sobre todo del vano activismo.



k-     No dejes de seguir la huella de los santos y de los hombres de bien.



l-        No mires quién lo dice, mas lo que diga de bueno encomiéndalo a tu memoria.



m-    Trata de comprender aquello que lees y que oyes.



n-      Aclara tus dudas.



o-     Esfuérzate por ubicar todo lo que puedas en el cofre de tu mente, como quien desea llenar un vaso.



p-     No investigues las cosas que te superan.

 

Si sigues estas huellas llevarás y producirás, durante el tiempo de tu vida, hojas y frutos útiles en la viña del Señor de los Ejércitos. Si te atienes a todo esto podrás alcanzar lo que deseas.

Carta de Santo Tomás Moro, escrita en la cárcel a su hija Margarita


Me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza


De una carta de santo Tomás Moro, escrita en la cárcel a su hija Margarita

Aunque estoy bien convencido, mi querida Margarita, de que la maldad de mi vida pasada es tal que merecería que Dios me abandonase del todo, ni por un momento dejaré de confiar en su inmensa bondad. Hasta ahora, su gracia santísima me ha dado fuerzas para postergarlo todo: las riquezas, las ganancias y la misma vida, antes que prestar juramento en contra de mi conciencia; hasta ahora, ha inspirado al mismo rey la suficiente benignidad para que no pasara de privarme de la libertad (y, por cierto, que con esto solo su majestad me ha hecho un favor más grande, por el provecho espiritual que de ello espero sacar para mi alma, que con todos aquellos honores y bienes de que antes me había colmado). Por esto, espero confiadamente que la misma gracia divina continuará favoreciéndome, no permitiendo que el rey vaya más allá, o bien dándome la fuerza necesaria para sufrir lo que sea con paciencia, con fortaleza y de buen grado. Esta mi paciencia, unida a los méritos de la dolorosísima pasión del Señor (infinitamente superior en todos los aspectos a todo lo que yo pueda sufrir), mitigará la pena que tenga que sufrir en el purgatorio y, gracias a su divina bondad, me conseguirá más tarde un aumento premio en el cielo.

No quiero, mi querida Margarita, desconfiar de la bondad de Dios, por más débil y frágil que me sienta. Más aún, si a causa del terror y el espanto viera que estoy ya a punto de ceder, me acordaré de san Pedro, cuando, por su poca fe, empezaba a hundirse por un solo golpe viento, y haré lo que él hizo. Gritaré a Cristo: Señor, sálvame. Espero que entonces él, tendiéndome la mano, me sujetará y no dejará que me hunda.

Y, si permitiera que mi semejanza con Pedro fuera aún más allá, de tal modo que llegara a la caída total y a jurar y perjurar (lo que Dios, por su misericordia, aparte lejos de mí, y haga que una tal caída redunde más bien en perjuicio que en provecho mío), aun en este caso espero que el Señor me dirija, como a Pedro, una mirada llena de misericordia y me levante de nuevo, para que vuelva a salir en defensa de la verdad y descargue así mi conciencia, y soporte con fortaleza el castigo y la vergüenza de mi anterior negación.

Finalmente, mi querida Margarita, de lo que estoy cierto es de que Dios no me abandonará sin culpa mía. Por esto, me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Si a causa de mis pecados permite mi perdición, por lo menos su justicia será alabada a causa de mi persona. Espero, sin embargo, y lo espero con toda certeza, que su bondad clementísima guardará fielmente mi alma y hará que sea su misericordia, más que su justicia, lo que se ponga en mí de relieve.
Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor.


sábado, 18 de diciembre de 2010

Carta de johanna Schopenhauer a su hijo Arthur



Weimar, 17 de mayo de 1814



La puerta que con tanto estrépito cerraste ayer tras comportarte tan indignamente con tu madre ha sellado para siempre entre tú y yo. Estoy cansada de soportar tus malas maneras, me voy al campo y no regresaré hasta saber que te has marchado; se lo debo a mi salud, pués una segunda escena como la de ayer podría provocarme un ataque de apoplejía que quizá resultaría mortal. Tú no sabes nada del corazón de una madre: cuanto más amó, más dolorosamente siente cada golpe que le infiere la mano antes amada. 

No es Müller, esto te lo juro ante Dios en quien creo te separa de mi, sino tú mismo, tú desconfianza, la censura que ejerce sobre mi vida y sobre la elección de mis amigo, tu desdeñoso comportamiento para conmigo, el despacio que muestras hacia mi sexo, tu negativa manifiesta a contribuir a mi felicidad, tu codicia, tu mal humor al que das libre curso en mi presencia sin la menor consideración hacia mi (....) 

(....) y eso que nos separa, si bién no para siempre, sí hasta que retornes a mí en calma y buena disposición. En ese caso estaría dispuesta a acogerte con beevolencia(......) 
¿Qué dirían tu padre si viviera, él que pocas horas antes de morir te encomendó que me honrases y que no me dieses nunca disgustos?. Si yo hubiese muerto y tuvieras que cértelas con tu padre ¿te atreverías a sermonearle? ¿Tratarías de detrminar su vida y sus amistades? ¿Acaso soy yo menos que éllos? 

Deja aquí tu dirección pero no me escribas, a partir de ahora ni leeré, ni cntestaré a ninguna de tus cartas, llegados a este punto se separan nuestros caminos, escribo esto con profundo dolor, pero no queda otro remedio si es que quiero vivir y proteger mi salud(......)

viernes, 17 de diciembre de 2010

La Riqueza en la Lectura.





Por Jesus Moises Delcid

“Considero que la televisión es tan educativa... que cada vez que alguien pone en marcha el televisor salgo de la habitación y me instalo en otra para leer un libro”.
                                                                                                              Groucho Marx
Una actividad que se ha dejado de  lado en la actualidad es la disciplina de la lectura. Quizás por la falta de tiempo que es el principal factor que ha alejado a la mayoría de  las personas de este ejercicio literario el cual debe ir mas allá de una simple revisión o curiosidad para expresar “ese libro ya lo leí” para continuar con un burdo parafraseo de términos sin ton ni son acerca de lo que se cree saber del contenido de la lectura realizada. Es curioso que los libros mas vendidos son aquellos que exaltan el morbo o una vulgar curiosidad sobre sucesos que si bien llaman la atención en poco enriquecen ni clarifican acerca de los temas relevantes en la existencia humana.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.
                                                                                    Miguel de Cervantes Saavedra

Se podrá presumir de la cantidad de libros que se leen pero de poco sirve lo mucho que se lea si esta lectura se basa en la pobre calidad y sustancialidad de los temas que se tratan en dichas obras.

“La educación ha logrado que las personas aprendan a leer, pero es incapaz de señalar lo que vale la pena leer”.
                                                                                                        George Travelyan

Aunque se desee que la lectura de un libro sea amena y relajada debe haber también un espíritu critico y consciente de lo que se ley es que en este aspecto entran en relación la expresión del autor con el discernimiento del lector y es donde ocurre una colaboración enriquecedora  de quien lee. Es donde las ideas convergen y divergen ya sea en su aceptación o rechazo acerca del contenido literario.

“Buscad leyendo y hallaréis meditando”.
                                                                                                    San Juan De La Cruz

Hay una frase muy conocida que comúnmente se expresa desde la antigüedad “Mente sana en cuerpo sano”.  y que en los últimos tiempos se ha dado mayor preferencia al ejercicio corpóreo que al ejercicio mental y es que el ser humano requiere de ambas disciplinas para ejercer la mayor parte de sus facultades de la mejor manera.

Es así que en todas las personas debe  haber un compromiso por ejercer tanto las facultades físicas como las facultades intelectuales para realizar sus operaciones humanas óptimamente.

Es por esto que uno de los aspectos enriquecedores de lo intelectual y que dan sentido al proceder humano en las personas  es el hábito de la lectura que esta comprometido en la calidad de lo que se lee. Por que el ejercicio lector de los vicios de la presunción y el morbo y que se debe buscar el contenido enriquecedor en ideas y argumentos y sentimientos dentro del texto y que enriquecerá y vivificará en  la clarificación y comprensión por parte del lector de dicha lectura.

“El autor sólo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector”.
                                                                                                             Joseph Conrad


De poca importancia será el tamaño  el número de páginas de un libro si no se comprende ni un ápice de lo que se leyó. La lectura busca comprender aquello que un autor da a compartir a los demás en ideas y sentimientos estructurado en frases y argumentos que muestran aquello que lo conmovió en su vivir.

No interesa leer muchos libros, sino buenos libros.
                                                                              Lucio Anneo Séneca

En ocasiones la lectura de un buen libro es mayormente enriquecedora que la burda plática cotidiana que ocurre en  los ratos de ocio y que adquiere tintes de mofa o chisme. A veces un minuto de lectura nos puede aclarar acerca de una duda o situación personal por la que se este padeciendo y cuya incertidumbre es inquietante y perturbante, pero que la expresión literaria  de alguien (que incluso vivió en tiempos remotos) n y que puede dar sentido y respuesta ante aquello que se ignora o se mantiene en duda. La lectura es un modo de trascender y relacionarse entre personas de distintas épocas.

“Adquirir el hábito de la lectura y rodearnos de buenos libros es construirnos un refugio moral que nos protege de casi todas las miserias de la vida”.
                                                                                                W. Somerset Maugham


La lectura enriquecedora debe permear hasta el mismo espíritu humano siendo conmovido mediante la comprensión de la experiencia en la obra que se lee. Y que las ideas del escritor se adhieran y se entrañen en el lector.

“Leer sin reflexionar es igual que comer sin digerir”.
                                                                                                             Edmund Burke


Un libro es un tesoro que manifiesta la riqueza humana de un autor y que mejora la riqueza humana en la experiencia del lector. Por que el valor de la lectura no se funda en un simple leer por leer sino el cuidado de saber que es lo que se lee.

“Es un buen libro aquel que se abre con expectación y se cierra con provecho”.
                                                                                                          Luisa May Alcott

La actividad de la lectura debe estar orientada al placer edificante de conmoverse por ideas y sentimientos expresados en un texto. El valor de un libro esta en la riqueza y verdad de las ideas que estructuran los pasajes y argumentos que conforman su contenido.

“Dime lo que lees y te diré quién eres», eso es verdad, pero te conoceré mejor si me dices lo que relees”.
                                                                                                          François Mauriac

                                                                             

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La Utopía de Tomás Moro.



Una obra que ha trascendido por su ideología, producto de un pensador que la elaboró, con  un contenido por demás polémico aun en nuestros días.

Nuestro personaje fue canonizado como Santo Tomás Moro. Defensor y mártir del cristianismo, tentado por lo más alto círculos políticos ingleses para proceder  o dar su venia ante practica por demás contrarias a su fe como cristiano; fue sentenciado a muerte por su rechazo ante tales propuestas.

Hombre de calidad integra en el ámbito político donde lo que verdaderamente impera es el dominio, el poder y pertenecer a la más alta jerarquía. Él es modelo de dignidad humana y patrono de los políticos.

En la obra de Utopía, Tomás Moro nos relata su ideal de sociedad, así como lo habían hecho con antelación Platón y Agustín de Hipona, en sus obras la Atlántida y la República en el primero y en La Ciudad de Dios por parte del santo. Ante tales eminencias intelectuales la obra Utopía de Moro se sitúa en igual jerarquía  por su contenido.

Como cualquier gran pensador no puede evitar que su obra sea criticada con recursos y pensamientos de siglo posteriores a su época, incluso se ha interpretado y utilizado de manera superficial y equívoca. Importante es pues, un estudio completo y profundo así como del conocimiento de los ámbitos sociales e históricos propios de su época.  También se debe tomar en cuenta del fin con que fue realizada esta obra por su autor, para su  correcta y adecuada interpretación. Tanto para encontrar sus fallas pero sobretodo para comprender sus aciertos  e integrarlos a nuestra educación.

Pocos han sido quienes se embarcan a grandes proezas y logran verdaderos frutos en el cultivo de su persona, sus virtudes y cualidades se reflejan de manera directa en su obras las cuales cuyo valor  espiritual se encuentra a la espera de aquellos que se interesan por conocer lo que celebres personajes han legado para el bien humano. La falta de interés por conocer y estudiar tales  obras es un gran error, por que aun estando al alcance nuestro, despreciamos aquello que nos puede mejorar y enriquecer tampoco.

La obra moro la desarrolla como lo describe etimológicamente su titulo en un lugar imaginario debido a la palabra y concepto utopía la cual significa en ningún lugar. Utopía ese lugar que no hay, por que es un lugar que no se halla. Y que es como la Atlántida que platón nos da por perdida para siempre.

Hace alusión a lo que diría Platón” la república perfecta es que los filósofos sean reyes o los reyes y príncipes de este mundo tengan el espíritu y poder de la filosofía”. Dándole gran jerarquía a esta ciencia para el gobierno de la sociedad.

Si Platón en la república habla como filósofo de las leyes, como filósofo rey. Aquí en Utopía su república no hay tal lugar, desacreditando a como en realidad le paso a platón al inmiscuirse en los círculos políticos no fue grande su alcance como grande fue su conocimiento. En un mundo gobernado por las ideas. Y sobre todo argumentando a lo irrealizable de su concepto ultraterraneo, en la ubicación de la verdad por encima o fuera de este mundo. Su ideología no confrontaba plenamente con la realidad. No hay república que merezca ese nombre si no esta basada en la comunidad, en que todas las cosas sean comunes, como entre amigos. Moro concuerda con el lema de platón como una comunidad de oficio humano en una comunidad ideal en el ser.

Moro fue un cristiano, abogado de los rico mercaderes de Londres y según él la raíz de todos los males la encontró en la propiedad privada, pero de manera segura tal interpretación se deba al dogma cristiano debido a la ambición material que corrompe lo más sagrado en el hombre que es su espiritualidad y no a la falsa premisa socialista en que no se debe de dar  la jerarquía de las clases sociales por defender un sistema político y económico únicamente basado en una filosofía materialista.

El escepticismo de moro por la filosofía especulativa y por lo filosófico  tiene su equilibrio en su fé cristiana, y así, la imitación de cristo la basa en su obra como la comunidad de bienes.

Moro comenta  también una cuestión imperante para cualquier devoto cristiano ¿qué ceguera es esta? Llamémonos cristianos  y vivimos peor que los turcos  y que brutos animales, esto debido a la falta de congruencia de aquellos que piensan y establecen una cosa pero que en realidad hacen lo contrario, por aquellos hipócritas que sé insmicuyen en las religiones tan solo por degradarla con sus actos opacando por calumnia y el morbo los verdaderos bienes que legaron los grandes santos cristianos.

Hace énfasis en humanismo cristiano, desde su célula humanitas que deviene de la misma Grecia ya que la filosofía griega encontró cobijo en la literatura romana, y he aquí que Moro nos sintetiza los dos legados de estas dos grandes culturas la filosofía en la antigua Grecia y la literatura en la eterna Roma.

Pero Moro se adentra aun más en el concepto humanitario como algo mucha más ulterior que un sentimiento a favor de la humanidad sino que significa una verdadera formación humanística algo que relaciona el sentimiento con la razón humana, en sentido de aquellos estudios que fomentan y depuran la filantropía o amor a los hombres. Humanista es aquel que florece en estos estudios del amor. Humanista cristiano el humanista bautizado  e iluminado por la caridad, que transforma su filantropía  en una orientación a la gloria de dios. Y como cristiano uno tiene él deber de responder  a su titulo y a su fe recatando su naturaleza humana.

La naturaleza empuja a los hombres a ayudarse mutuamente y por la misma razón, a que cada uno busque también su propio contento  como busca el de los demás.

Propone al humanista como rector de la sociedad ya que este tratara de regir al mundo a la mayor gloria del hombre, en nombre de la filosofía cristiana que es la gloria de dios. Aunque también moro implanta en su utopía la tolerancia con los ateos, habla de ser consecuente en la controversia de las dos verdades he aquí un gran error por falta de un a concreta formación filosófica en moro ya que no pueden existir dos verdades contrarias.

Se compromete en un fideísmo al proponer que los misterios son impenetrables a la deficiente razón humana  pero que estos no son irracionales. La razón humana es insuficiente y débil para averiguar la verdadera dicha.
De estos argumentos fallidos se sirve kant para establecer  que los dogmas de la religión cristiana sirven al propósito  practico y se mantienen en la medida en que este  servicio los reclama: dios y la inmortalidad como realidades prácticas y de la vida de Jesús como paradigma moral.


Desgraciadamente esta obra se ha mal interpretado gracias a la gran miopía intelectual que la ha utilizado para establecer políticas o regímenes económicos que tan solo benefician a unos cuantos en un falso comunismo. Debemos recordar que ante todo Moro fue un cristiano devoto y que más allá de establecer un gobierno mundano se refería hacia un gobierno regido por el único dios verdadero, en moro existe una espiritualidad ante todo e incluso ante sus fallas que nos demuestra en sus obras ya que moro ante todo es humano. Y que debido a tales fallas han llegado interpretes que establecen locamente que el hombre es un dios para el hombre.
Por eso esta obra  y muchas mas están a la disposición de quienes se intereses y se subordinen a la verdad y al verdadero conocimiento el cual nos hace libres y fuertes ante los cambios del mundo, no se puede negar la genialidad de moro aun con sus fallas, pero que si se puede negar es la falsa interpretación y la desorientación de un hermoso legado por obtener un bien puramente material. Hay que defender  la verdad ante todo.

Heidegger y El Existencialismo

Heidegger y El Existencialismo.
 Por: Jesús moisés del cid                      

El existencialismo se llama así porque asume como tema central: la filosofía de la existencia.

El existencialismo es una corriente de pensamiento o "filosofía nueva" que nace después de  la primera guerra mundial y obtiene toda su pujanza con el cataclismo de la segunda guerra y después de ella. Es entonces cuando esta filosofía se ha hecho la más popular, aunque su fulgor se va eclipsando rápidamente desde la década de los sesenta.


El existencialismo asume la especulación de la existencia de un modo peculiar, en el sentido totalmente que viene a significar  el modo  de ser propio de la existencia humana considerada en concreto, como aquel modo de ser personal e individual del hombre que por su singularidad, escapa a toda universalización y racionalización del pensamiento. El problema del sentido del ser se pone entonces como cuestión central del existencialismo.

El problema del ser  se resuelve  en el problema del existir.

La ontología construida en esta dirección  trata de captar el sentido del ser en el existente concreto, es decir, en la existencia, y por ello se presenta en oposición a toda ontología o metafísica esencialista.

La filosofía existencial se niega a reducir el ser humano, su personalidad, a una entidad cualquiera.

Las cosas son el hombre-existe.

El hombre en rigor no es un ente, porque es mas bien un existente, el hombre no es pues una sustancia susceptible  de ser determinada objetivamente. Su ser  es un constituirse a sí mismo.

Para el pensar existencial, el hombre no es conciencia ni menos conciencia de la realidad, el hombre es la realidad misma.

Los existencialistas reconocen que la existencia en particular la existencia humana, es  de algún modo algo primario; sólo desde ella es posible y legitimo filosofar.

 "La filosofía implica una movilidad libre en el pensamiento, es un acto creador que disuelve las ideologías"

La apelación al método de lo inmediato es, junto  a la nueva concepción del ser de la existencia, rasgo común de los existencialistas.

Este método de lo inmediato nos lleva hacia  la fenomenología que se define en una serie de experiencias emocionales que tratan de llegar a la inmediata comprensión  de nuestra existencia y su situación en el mundo.

Se lanza contra la filosofía especulativa, en forma de filosofía existencial. Existir  es ser individuo; lo abstracto no existe. El existente  es el hombre viviente, que dirige su atención  sobre el hecho de que existe, que no  se encierra en la especulación abstracta, sino que vive sus problemas existenciales. Por que ser individuo es elegir apasionarse; la existencia es el momento de la decisión y la pasión.

La fé ha sido despojada  en ellos de toda seguridad  y descrita con las categorías  existenciales: es contradicción paradoja y absurdo, riesgo y escándalo. Consiste en la decisión de fidelidad desesperada y a la vez confiada a la palabra de Dios a quien es imposible conocer.
                                      
                "Todo lo grande está en medio de la tempestad".

La reacción contra el idealismo abstracto  y el retorno a la reflexión  al análisis de la existencia concreta del hombre con los grandes problemas de su interioridad, la decadencia, la angustia y el existir trágico, la temporalidad y el instante, el despertar de la banalidad del vivir cotidiano para volver a una realización personal de la existencia en el ejercicio de la propia libertad.
                        
                " La angustia es la disposición fundamental que nos coloca ante la nada".

El existencialismo no constituye un sistema unitario, sino que se ha ramificado en corrientes divergentes conservando ciertos razgos comunes.

Se ha dicho que hay tantos  existencialismos como existencialistas, cuya proliferación  aún  no ha terminado.

A veces la palabra existencialismo ha llegado a tener tanta elasticidad que, más que una doctrina filosófica coherente, significa sólo un método o tendencia y hasta atmósfera, una literatura, forma de vida o actitud práctica ante los problemas concretos del hombre.
                                                                  
                                           "Caminos, no obras".

domingo, 12 de diciembre de 2010

La Escuela de Traductores de Toledo.


Fueron en los siglos XII y XIII cuando en España se intensificó la lucha por la   reconquista del país, el cual estuvo en manos del imperio árabe durante 800 años de conquista. En dichos siglos y conforme los árabes iban siendo repelidos del territorio español, ocurría un curioso fenómeno o movimiento intelectual, que se distinguía por asimilar el enriquecimiento cultural de la convivencia de dos grandes culturas: la europea y la oriental.
Se creó, para tal fin, un medio en ayuda a la transmisión de ideas y técnicas que contenía la cultura oriental: la Escuela de traductores de Toledo. Dicha institución, que tiempo después fue protegida por el rey de Castilla Alfonso X el Sabio, era el agrupamiento de intelectuales y conocedores de las lenguas árabe, griega, hebrea, latina y española, unidos para la traducción de los textos que utilizaban los árabes.
Fue en la ciudad de Toledo donde estaba la mayor parte de las bibliotecas y sabios de la cultura árabe al momento de la reconquista de España. Y, por ende, fue allí donde se estableció la escuela. No era un instituto educativo de maestros y alumnos, sino una colaboración de personas cultas con el fin común de poder apreciar, valorar y transmitir el bagaje cultural proveniente de oriente.
Cuentan los historiadores que la metodología era la siguiente: Un sabio musulmán leía los textos en su propia lengua; otro sabio judío los vertía al latín vulgar y un tercer sabio cristiano redactaba en latín culto. Con el tiempo, los libros comenzaron a ser tratados directamente por políglotas y por tanto a ser traducidos al castellano.
Así es como la ciudad de Toledo se erigió como el intermediario de las culturas orientales y occidentales.
Con la traducción de las obras árabes, la filosofía tuvo un gran impulso ya que se contó con el conocimiento de las obras de Aristóteles, además de filósofos neoplatónicos, así como el trabajo de filósofos árabes tales como Avicena, Averroes y Alfarabi.
También hubo aportaciones a la astronomía, la astrología, la medicina y la aritmética y un gran enriquecimiento de la lengua española.
Gracias a proyectos como la Escuela de Traductores de Toledo, se conserva, difunde y perfecciona el conocimiento humano;  que debe estar abierto a toda aportación verdaderamente benéfica al desarrollo personal y social del ser humano.

Jesús Moisés del Cid Robles

jueves, 9 de diciembre de 2010

chistes gachos

Filosofo italiano al que se cita  a manera de resignación cuando algo no sale bien o todo esta perdido.

Pos Gianni...modo.


René


Sí no me entiendes por favor no me Descartes.



Las cosas cambian


Del oráculo de Delfos al oráculo de Google.

viernes, 3 de diciembre de 2010

De los Animales.

De los Animales.


Por Jesus Moises Delcid



“La razón o el juicio es la única cosa que nos hace hombres y nos distingue de los animales”.



René Descartes.



Por el rasgo distintivo de su inteligencia el hombre ha ocupado un lugar privilegiado entre las criaturas de este mundo. La filosofía considera en los seres sensibles o que comúnmente se les llama animales un conocimiento que es intuitivo o sensible, y que ha permitido que ciertas especies hayan logrado una convivencia con los seres humanos. A esta relación en la cual los hombres consigan la adaptabilidad cotidiana con los animales se ha llamado domesticación. Comúnmente a estos animales domesticados se les ha otorgado el nombre de mascotas, pero en dicha relación debe tenerse en cuenta que las mascotas son ante todo seres vivos y que en la persona que posee una mascota se encuentra en la responsabilidad de su cuidado y atención, por su carácter de ser viviente.



Aunque si bien hay personas responsables también se dan casos de negligencia y maltrato animal, ya que a diferencia de los animales el hombre no se adapta al medio en que vive, si no mas bien adapta al medio para poder vivir en el. Es así que erige construcciones y mecanismos que facilitan su vida, adecuándo a su necesidad y conveniencia, todo aquello que se encuentre al alcance de su mano y que en los casos en que no se tiene en cuenta el ambiente en el que vive atenta gravemente a los seres que habitan en el. Igual ocurre con los animales domésticos o mascotas cuando no hay una conciencia y responsabilidad en su cuidado se cometen muchas negligencias que atentan en el bienestar, salud y la vida de las mascotas.



“El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales”.

Arthur Schopenhauer.



Si bien en los seres humanos se distingue la razón como la cualidad mas noble entre los seres mundanos, el hombre puede ser capaz de realizar las obras y pensamientos mas bellos y sublimes pero también puede cometer los actos mas graves y brutales contra los animales con que convive o que atentan a su beneficio, incluso realizando actividades pseudo deportivas en que se busca el esparcimiento dañando de manera morbosa y vil a ciertas especies de animales, que por su naturaleza agresiva aunada a las pobres condiciones y provocaciones de personas negligentes de la dignidad de los seres vivos realizan actividades lucrativas y morbosas que se distinguen por el correr de la sangre de los animales. Corridas de toros, peleas de gallos, peleas de perros, peleas mixtas entre diferentes especies, etc.



“Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos”.

Leonardo Da Vinci.



Dichas actividades se dicen representar la cultura de los países en los cuales se realizan, es curioso que a muchas cuestiones culturales y de idiosincrasia hayan sufrido cambios en la mentalidad y conducta de sus pobladores, pero debido al beneficio lucrativo que proporcionan y la pobre legislación de las autoridades para regular el cuidado de los animales y mascotas en dichos países se promueven estas actividades. Que más que esparcimiento y sano convivio tan solo se convierten en ambientes de vicio y crueldad contra las criaturas sensibles. Es necesario el despertar a la conciencia sobre la dignidad y respeto de los animales

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Mahatma Gandhi.







Como todo en la naturaleza existe un orden y equilibrio entre los seres y los ciclos que ocurren en el medio ambiente, ciertamente todo ser vivo ocupa un lugar importantísimo para el equilibrio ambiental y que cada vez que se atenta contra una especie, se atenta en el equilibrio y orden natural del mundo en que vivimos, ocurriendo graves consecuencias al romperse la cadena natural. Así todo ser vivo por el hecho de ser y existir mantiene una dignidad en su esencia y naturaleza que merece ser respetada y cuidada por los hombres sin que atente tanto a los humanos como a los seres vivos.



“Y es que la naturaleza no hace nada en vano…”

Aristóteles.



El gran Pitágoras de Samos nos lanza una advertencia, en su carácter de filósofo y contemplador de la naturaleza este pensador nos advierte que:

“Todo lo que el hombre hace a los animales, regresa de nuevo a él”.

Así cuando se atenta contra la dignidad de un ser infra racional (nombre científico de los animales) atenta contra su propia integridad humana, por desatar sus mas bajas pasiones sobre seres sometidos o indefensos. Pero que puede sufrir las consecuencias de sus actos desordenados.



Es así el despertar de la conciencia en el hombre actual en el trato y cuidado de los animales y mascotas, en primer lugar estar atentos a que son seres vivos y que por esta cualidad contienen dignidad, merecen cuidado y respeto, por parte de un ser inteligente como es el hombre. No se pretende tomar posturas extremas ni atentar contra el respeto hacia otras personas lo que si es imperante es el cuidado del medio ambiente y las criaturas que en el viven, por que en su destrucción dañaran la calidad de vida de las nuevas generaciones.





“El profundo respeto religioso por aquello que está por debajo de nosotros, incluye naturalmente también al reino animal, e impone a los hombres la obligación de respetar y proteger a las criaturas que están por debajo de él"

Goethe

martes, 30 de noviembre de 2010

De lo oportuno y lo oportunista.


 
De lo oportuno y lo oportunista.


Por Jesus Moises Delcid.



Definitivamente es muy distinto ser oportuno que ser oportunista. Es importante comprender tal distinción, ya que en el convivio social que cotidianamente realizamos confundimos y traspasamos tales posiciones, de ser oportunos a ser oportunistas, con el ansia de alcanzar lo que apetecemos.



Oportuno es aquella acción que se hace o sucede en tiempo a propósito y cuando conviene.



Oportunismo acto que elimina en cierta parte los principios fundamentales en atención a las circunstancias concretas de tiempo y lugar. Prescindiendo de todo respeto o prudencia a las personas y a las condiciones apropiadas en la obtención del bien deseado.



Esto es, que lo oportuno es más digno y noble en la virtud de los hombres y otorgar gran significancia en su proceder. Ya que estos actúan de acuerdo a lo que conviene. Tanto a ellos mismos como a sus semejantes, evitando cualquier perjuicio o malestar con sus actos.



En cambio, los oportunistas son aquellos que en un ciego arrebato tratan de obtener, despojándose del respeto y dignidad a los demás, de aquello que tienen por meta o finalidad.



De esta segunda postura, se pueden observar ejemplos palpables en cualquier esfera de nuestra sociedad, debido a la agresiva competencia urbana que se da en nuestra ciudad. Ejemplo claro, es la manera de conducción en el trafico vehicular, corromper y sobornar por la obtención de un favor, etc.



Por otra parte lo oportuno también se observa en personas de distinto estrato social, siendo aquellas personas que ven más allá de la simple oportunidad y que además valoran el bien común que pueden proporcionar a sus semejantes por sus actos, así como también evitar de perjuicios a los mismos.



Es importante dilucidar que la trascendencia y el enriquecimiento personal, no son de los oportunistas sino de los que son oportunos, ya que para ello se requiere de virtud, disciplina y apego al bienestar en la convivencia social.

“Lo oportunista en las personas se distingue en su mezquindad y ambición”


jueves, 25 de noviembre de 2010

Carta a la unica mujer que amo Nietzsche.


Carta de Friedrich Nietzsche a Lou Salome, Diciembre 1882




Que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema de

que no seas capaz, mi querida Lou, de reencontrarte a ti misma.


Nunca he conocido a una persona más pobre que tu:

Ignorante pero con mucho ingenio

Capaz de aprovechar al máximo lo que conoce

Sin gusto pero ingenua respecto de esta carencia

Sincera y justa en minucias, por tozudez en general



En una escala mayor, en la actitud total hacia la vida:

Insincera

Sin la menor sensibilidad para dar o recibir.

Carente de espíritu e incapaz de amar

En afectos, siempre enferma y al borde de la locura

Sin agradecimiento, sin vergüenza hacia sus benefactores…



En particular:

Nada fiable

De mal comportamiento

Grosera en cuestiones de honor…

Un cerebro con incipientes indicios de alma

El carácter de un gato: el depredador disfrazado de animal doméstico

Nobleza como reminiscencia del trato con personas más nobles

Fuerte voluntad pero no un gran objeto

Sin diligencia ni pureza

Sensualidad cruelmente desplazada

Egoísmo infantil como resultado de atrofia y retraso sexual

Sin amor por las personas pero enamorada de Dios

Con necesidad de expansión

Astuta, llena de autodominio ante la sexualidad masculina.



Tuyo



F.N (Friedrich Nietzsche)


jueves, 18 de noviembre de 2010

Principios de un vaquero (chistes gachos).

SI LAS COSAS FUERAN FACILES, CUALQUIERA...LAZARÍA.








ES DE HUMANOS ...HERRAR.










Lo que no me mata me hace más fuerte...pero siempre que joda me acomoda!!!


 


"Todo fluye nada queda"


martes, 16 de noviembre de 2010

El joven y la sociedad.

El joven y la sociedad.


Por Jesús Moisés del Cid R.



Para cada joven es importante comprender el medio en el que habita y se desenvuelve. ¿Y esto para que? se cuestionarán algunos. Pues para que su vida y su desenvolvimiento personal tenga un fundamento y un sentido verdadero. Y que realmente se realicen y desarrollen como personas de bien.



Desde la antigua grecia las más grandes civilizaciones se han preocupado por el adecuado desarrollo y el buen cultivo de su juventud, ya que ellos, serán con el tiempo, quienes engrandezcan y dirijan la sociedad a la que pertenecen. Para un joven es importante prepararse ante los retos que enfrentara en un futuro. Y entre la mejor realización y preparación adquieran, serán más capaces de edificar y sostener de una mejor manera la sociedad que se les otorga. El avance tecnológicos y los movimientos sociales tienden a que cada sociedad se vuelva más grande y compleja.





¿Por que vivimos en sociedad?

Por que cada persona no puede realizarse plenamente en la soledad o sin la convivencia con otros individuos. Los humanos somos seres sociales, como bien lo dijo Aristóteles, y por nuestras limitantes debemos estar en contacto y convivencia con otras personas, para poder sobrevivir y adquirir bienes que en lo particular no fuéramos capaces de realizar u obtener.



Así es como todos requerimos servicios médicos, de limpieza, de trabajo, de educación y una infinidad de actividades. Toda persona humana se desenvuelve mejor en el escenario de la sociedad.



Es así que en la sociedad el hombre encuentra el mejor medio para efectuar adecuadamente e inteligentemente su libertad y satisfacer las necesidades propias y de sus semejantes para poder vivir bien. Desarrollándose plenamente dentro de ella.



Es acertada la definición que pronuncio Tomas de Aquino, acerca de la sociedad:

“es la unión moral, estable, de seres que intentan la consecución del bien común”. Definiendo a la sociedad como el conjunto de personas que se comprometen personal y moralmente a colaborar y participar adecuadamente en la mejor manera posible, en llevar su convivencia hacia el crecimiento personal de sí mismos y de los demás individuos dentro de la de armonía social.



¿Y cual es la postura que debemos tomar para convivir con otras personas?



Es indudable que dentro del contexto social se conjuntan siempre elementos positivos y negativos. Esto es, por quienes tienen un sentido y comprensión de los social y de quienes nada les interesa más allá de sus propias necesidades y caprichos. Es decir de quienes actúan y se desenvuelven de una manera social y de quienes se denigran como personas actuando de una manera anti social.



Así pues, quien actúa socialmente lo hace en pos del bien común y no simplemente en la satisfacción de sus necesidades personales, tiene una visión más amplia y noble de sus actos.



¿Y que es el bien común?



“el bien común es el conjunto organizado de las condiciones sociales gracias a las cuales la persona humana puede cumplir su destino natural y espiritual”.



Como lo mencione antes: es la armonía social, el establecimiento de relaciones adecuadas para un pleno entendimiento entre las personas que cohabitan un mismo medio y conllevar una mejor existencia social e individual con el respeto propio y de los demás.



Es así que todo joven, por su naturaleza humana, esta orientado a integrarse socialmente y de la mejor manera a la sociedad. Y esto se efectúa de acuerdo a los buenos hábitos que debe adquirir y ejercer, para relacionarse con los demás. Ya que de esta forma tendrá un adecuado desarrollo social y relacional con las demás personas, por ende una mejor realización humana. Un compromiso social.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Cinema Platón.

Cinema Platón.
Por Jesus Moises Delcid.

Si bien la alegoría de la caverna descrita por el celebre platón en aquellos albores de la ciencia nos relata de una manera poéticamente, pero a la vez de una bella profundidad estética, lo que hoy conocemos como cines. La cual retrata la realidad de este mundo inferior como la representación de trémulas sombras dentro de las paredes de una profunda caverna iluminada por una gran hoguera en su interior.
Sócrates: ...En una caverna subterránea, con una entrada tan grande como la caverna toda, abierta hacia la luz imagina hombres que se hayan ahí desde que eran niños, con cepos en el cuello y en las piernas, sin poder moverse ni mirar en otra dirección sino hacia delante impedidos de volver la cabeza a causa de las cadenas. Y lejos y en alto, detrás de sus espaldas arde una luz de fuego, y en el espacio intermedio entre el fuego y los prisioneros, asciende un camino, a lo largo del cual se levanta un muro, a modo de los reparos colocados entre los titiriteros y los espectadores, sobre los que ellos exhiben sus habilidades.

Paralelamente a nuestra época el dibujo que hace platón de la realidad nuevamente se refleja sofisticadamente en las salas de cine, modernas cavernas a las que acuden los cinéfilos a deleitarse ante las tramas que ahí se representan. Y dichas escenificaciones influyen de gran manera en la vida de los espectadores en su conmoción al contemplar de los diversos dramas que se muestran en la pared principal de la sala.

Hombres y mujeres expectantes desposeídos de sus ser por el acto de contemplación, observan atentos en una gamma de sentimientos y emociones. Ya sean expresadas o viviéndose internamente, las historias narradas que fluyen constantemente en un tramo de tiempo y que trasminan y se fundan en el pensar y en el sentir de los espectadores.

Así como en la antigüedad las tragedias griegas, las representaciones míticas y otras escenificaciones teatrales eran parte activa de la educación y esparcimiento de aquellos ciudadanos helénicos. También dichos espectáculos modelaban las virtudes que eran honradas en las polis griegas personificado bien sea por un héroe, villano o alguno de los diversos dioses de la mitología griega. Y que de alguna manera transmitían las virtudes propicias de esa época en que fueron creadas y ejecutadas y las cuales quedaron como testimonio de una primaria sociología de la antigua Grecia hacia la posteridad.




Si bien el cine de hoy ha sobrepasado en lo tecnológico de dichas representaciones escénicas, dentro de las historias que continuamente se observan en las salas de cine aun se encuentran ese antiguo germen en la investidura de los elementos que conforman y se relacionan durante la trama. Observamos las personalidades de dioses y semidioses tales como el clásico héroe conocido como Heracles (Hércules) que por su fuerza y bravura es capaz de realizar grandes proezas y el cual es la semilla del moderno superman (superhombre). Así también encontramos el lado oscuro y tenebroso de la naturaleza humana como lo figura Hades (Plutón), el cual su poder infernal atemoriza y somete a cuanto se le aproxima, por ser líder y señor de las fuerzas del inframundo. Y que constantemente en la actualidad es utilizado como Némesis de la bondad y orden que equilibra este mundo, en las distintas tramas.

Aunque hay muchos ejemplos que reflejan la influencia de la antigüedad en las modernas y tecnificadas representaciones fílmicas se percibe que aun, son influencia y dan manifiesto de la naturaleza humana y que muestran su énfasis en los valores y virtudes que se pretenden arraigar en nuestra modernidad y posmodernidad, y que en mucho ejercen en la conducta de los ciudadanos de hoy.

El cine de hoy contiene en sus historias y en su naturaleza cualidades que han sido descritas desde la antigüedad, y que al descubrir esta relación se comprende un gran sentido en lo que influye en nuestra sociedad.
Una curiosa advertencia nos enseña Platón en el personaje de Sócrates de sus diálogos:
Sócrates: Sería necesario que se habituase a mirar los objetos de allá arriba.
Es decir que lo que se manifiesta dentro de las salas de cine son ideas y adecuándolo a nuestra charla dichas ideas representan las muy diversas posturas intelectuales que han influenciado a la humanidad a través de la historia. Y quien se ha adentrado dentro del estudio filosófico se deleita en la contemplación de aquella gamma representativa desde las diversas escuelas del pensamiento que se reflejan en las tramas audiovisuales que se nos muestran en el cine.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Don Dinero

Francisco de Quevedo


(1580-1645)
Gran poeta y escritor del siglo de oro español y que sus letras nos reflejan un claro entendimiento de las cuestiones humanas. Don Fracisco de Quevedo grande en el manejo tanto de la pluma como el filo de su espada, nos ha legado esta singular letrilla, con la cual se muestra vigente incluso a nuestra actualidad. esta letrilla la cual  hace enfasis en el hombre mas practico que humano y apegado al utilitarismo a la era industrial y empresarial en la que vivimos.




Letrilla: Don Dinero





Poderoso caballero

es don Dinero.



Madre, yo al oro me humillo,

él es mi amante y mi amado,

pues de puro enamorado

de continuo anda amarillo;

que pues, doblón o sencillo,

hace todo cuanto quiero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Nace en las Indias honrado

donde el mundo le acompaña;

viene a morir en España

y es en Génova enterrado;

y pues quien le trae al lado

es hermoso aunque sea fiero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Es galán y es como un oro;

tiene quebrado el color,

persona de gran valor,

tan cristiano como moro;

pues que da y quita el decoro

y quebranta cualquier fuero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Son sus padres principales,

y es de noble descendiente,

porque en las venas de oriente

todas las sangres son reales;

y pues es quien hace iguales

al duque y al ganadero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Mas ¿a quién no maravilla

ver en su gloria sin tasa

que es lo menos de su casa

doña Blanca de Castilla?

Pero pues da al bajo silla,

y al cobarde hace guerrero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Sus escudos de armas nobles

son siempre tan principales,

que sin sus escudos reales

no hay escudos de armas dobles;

y pues a los mismos robles

da codicia su minero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Por importar en los tratos

y dar tan buenos consejos,

en las casas de los viejos

gatos le guardan de gatos;

y pues él rompe recatos

y ablanda al jüez más severo,

poderoso caballero

es don Dinero.



Y es tanta su majestad,

aunque son sus duelos hartos,

que con haberle hecho cuartos,

no pierde su autoridad;

pero, pues da calidad

al noble y al pordiosero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Nunca vi damas ingratas

a su gusto y afición,

que a las caras de un doblón

hacen sus caras baratas;

y pues hace las bravatas

desde una bolsa de cuero,

poderoso caballero

es don Dinero.



Más valen en cualquier tierra

mirad si es harto sagaz,

sus escudos en la paz,

que rodelas en la guerra;

y pues al pobre le entierra

y hace propio al forastero,

poderoso caballero

es don Dinero.