Páginas vistas en total

sábado, 14 de enero de 2012

Cuando El Amor Se Va.

por: moises del cid.

“Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed”.
                                                                                                                                 Ovidio.

En la actualidad el tema del desamor es el mas recurrente en la juventud, debido a las muchas relaciones truncadas por diversos  factores ha ocurrido una postura escéptica en cuanto al amor, en parte muy importante en el sector de las personas jóvenes, en la sociedad. Incluso llegándose a afirmar que el amor no existe que tan solo se aparenta como un acto de deseo y de compañía  el cual esta determinado a fracasar.

La relación como pareja entre algunas personas es irrealizable porque frustra muchas metas personales de cada uno de los cónyuges. Y lo primordial  es tener éxito en lo particular que en lo de pareja. La sociedad humana en la actualidad fluye de manera acelerada y es en este devenir social en que  muchos de los esquemas tradicionales están cambiando de manera radical.

Es así, que en la búsqueda y permanencia dentro de una relación entre dos personas con fines sentimentales muchas veces se estrella al establecerse formalmente.Es común escuchar que el amor no soporta el convivió cotidiano entre dos personas que dicen amarse mucho. Y puede ser en gran parte por esta secuencia de factores (aunque no es la unica causa si una de las mas relevantes):


  • aceleramos las cosas en busca de establecer una relación.

  • comúnmente idealizamos antes de conocer. Creemos o nos representamos a las personas y las cosas como mejor y más bellas de lo que es en realidad. 
  • y en idealizar esta la falla.

  • cuando estamos en una relación no conocemos a la persona: la idealizamos.


  • y al convivir a diario con ella se derrumba el ídolo que creamos en esa persona.

  • lo importante en el amor es no crear ídolos sino afirmarse como pareja.

 Tomando por ídolo a la persona excesivamente amada. Cayéndose en una enajenación por admirar y exaltar tan solo lo que se desea obtener o significar de esa persona  a capricho del deseo.


 Y ocurre que al cotidiano convivió de la pareja dicha imagen cae en decepción al percatarse de las diferencias y vicios que no se habían vislumbrado en el noviazgo y es así que lo que inicio como un proyecto amoroso tan solo termina como una amor insatisfecho y frustrado. La admiración y apego termina convirtiendo en resentimiento.

¡Oh amor poderoso! Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia!.
                                                                                             William Shakespeare.