Páginas vistas en total

martes, 28 de mayo de 2013

Entre placebos e hipocondrías.




“La enfermedad hace buena y agradable la salud, el hambre a la saciedad, el trabajo al reposo”.
                                                                                                                             Heráclito.



La salud es uno de los temas relevantes en todos los países del mundo, esto a medida en que han surgido nuevas epidemias que pueden afectar gravemente a la mayoría de la humanidad si no se desarrolla los medicamentos requeridos para su control.


En la sociedad posmoderna   se están  adoptando costumbres que perjudican uno de los aspectos mas importantes de todo ser humano: la salud.  El estrés, la contaminación, la falta de ejercicio, la pobre alimentación, la fugacidad del tiempo, el poco sueño y muchos otros factores que deterioran  la condición física y psicológica  de muchas personas. Produciendo síndromes, trastornos, anomalías y enfermedades de todo tipo en la población actual.


Los  rasgos más característicos en el padecimiento de millones de seres humanos es el estrés, la ansiedad, la frustración y la ira.


Al no encontrar equilibrio emocional se desencadena una inestabilidad nerviosa provocando efectos negativos en la conducta y condición personal.


La preocupación social se debe enfocar en el aspecto de sanidad humana, porque se  percibe en diversos rubros una sociedad enferma y que aun con los grandes avances tecnológicos se encuentran graves rezagos en el renglón de la salud.


También hay que abonar un desordenado mercado en las ventas de los medicamentos y productos mágicos, que presentan una salida fácil a los padecimientos físicos y mentales. Por una parte se muestran cuadros sintomáticos de graves enfermedades y  se remata con la marca y el producto clave para la solución del padecimiento.


Hipocondría síndrome caracterizado por una preocupación exagerada por el estado de salud. La  creencia de que se padece una enfermedad y sugestión de sus síntomas. (1)


Placebo: sustancia inocua que carece de valor terapéutico directo, pero se administra a los enfermos por su efecto sugestivo.(2)


Uno de los bienes más preciados para todo ser humano es la salud. El estado físico y mental optimo para el desarrollo de sus potencialidades ontológicas y existenciales. Del cual reza el antiguo adagio “mente sana en cuerpo sano”. El equilibrio armónico de lo mental y lo físico de toda persona.


Salud Estado de completo bienestar físico, mental y social: perfecto estado de salud. Condiciones físicas en que se encuentra un organismo en un momento determinado: el paciente no presenta ningún síntoma de enfermedad. (3)



Generalmente la salud se aprecia cuando se carece de ella, mayormente por que representa un cuidado personal y una responsabilidad propia por mantenerse en un buen estado. La buena alimentación, el ejercicio apropiado, la estabilidad emocional, el prudente desenvolvimiento personal y social no tienen la suficiente apreciación en las diversas sociedades actuales.



“La única manera de conservar la salud es comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer”.
                                                                                                          Mark Twain.



Otra grave consecuencia del déficit de salud es el mercado ilegal de órganos vitales que se mueve oscuramente en todos los países por parte de personas con alto recursos pero de pobre salud que buscan por cualquier medio conseguir aquel órgano sano que sustituya al atrofiado con el que cargan.


“Si estás bueno del estomago, y no te duele ningún costado y puedes andar con tus pies, ninguna otra cosa mejor te podrán añadir todas las riquezas de los reyes”.
                                                                                                                                                                           

                                                                                                     Horacio (poeta romano).



Es importante el señalar a las nuevas generaciones y motivarlas para el cuidado y aprecio de su salud. Por que con el bienestar natural,  todo ser humano puede tenerse una percepción superior de su ser existente. El bienestar de la persona  es la base para su desarrollo óptimo.


También es preciso erradicar o alejarse de manera voluntaria los factores que provocan las inestabilidades físicas, mentales, emocionales en la personas. Por que su recurrencia es el detonante para las anomalías físicas y psicológicas. El consumo desmedido de sustancias y alimentos que aceleran y atrofian la estructura orgánica y mental. El exceso de estrés, la falta de sueño, la densidad demográfica, las inestabilidades sociales, los hacinamientos habitacionales, la falta de cultura de salubridad, etc.


"Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle".
                                                                                                                                                  Sócrates.



La salud es un tema que debe prevalecer en todas las agendas gubernamentales y en la conciencia de todas las personas para su ejercicio y desarrollo. Es uno de los aspectos primordiales en el ser humano y que ninguna otra posesión iguala. Por que la plenitud personal es el estado superior  pero que la cultura actual no aprecia por la obtención de otros valores y aspectos sociales. Y cuando se repara en ello ya es muy tarde.



“El secreto para tener buena salud es que el cuerpo se agite y que la mente repose”.
                                                                                                              Vicent Voiture.



1,2,3.- conceptos tomados del diccionario de sinónimos y antónimos. http://www.wordreference.com

jueves, 23 de mayo de 2013

Tsunami informativo.



Moises cid.


En la actualidad vivimos en un mundo de bombardeo informativo. Donde circulan por diversos medios de comunicación un elevado flujo de variables y datos en categoría noticiosa.


El desarrollo mediático  ha llevado a la mayoría de las personas a consumir todo tipo de información sin preocuparse si lo que esta acatando es relevante o contiene algo de veracidad. Al punto  de establecer posturas absurdas por el simple hecho de no verificar si lo que se lee, se escucha o se refiere es verdadero o falso.


La  falta de criterio se debe, en la mayoría de los casos,  en que representa un desgaste o desencanto emocional  y gran  esfuerzo intelectual   por constatar que lo que se informa sea verdadero.


Toda comunicación  importante se debe comprobar que sea verdadera, correcta y real. Ya que la especulación ha ganado gran terreno en nuestra actualidad y es la manipulación tendenciosa una modalidad efectiva para obtener beneficio sobre los sectores económicos, políticos,  educativos  y sociales. Los especuladores son aquellos que saben vender información en vez de  presentar datos reales.



“No nos engañemos el poder no tolera más que las informaciones que le son útiles. Niega el derecho de información a los periódicos que revelan las miserias y las rebeliones”.
Simone De Beauvoir




Es  imperante  el ejercitar el criterio personal de cómo desentrañar los datos que se presentan  y constatar la realidad de la información.




“Así no hay periodismo posible, ya que no hay forma de saber sobre el terreno en qué medida esa información refleja o no la realidad”.
Ryszard Kapuscinski


Lo importante de estar bien informado y de saber dilucidar la información que se recibe, es que se pueden elaborar argumentos sólidos y obtener  sentido verdadero y correcto de cómo interpretar las problemáticas que suceden en la sociedad humana. Y sobre todo descifrar de mejor manera las tendencias en que se presenta la información que nos ofrecen.




“La gran paradoja de la era de la información es que ha concedido nueva respetabilidad a la opinión desinformada”.
Michael Crichton



El exceso de información ha producido de manera peculiar un estado de constante desinformación en la mayoría de las personas, ya que al presentarse datos contradictorios en forma masiva crea un ambiente caótico y sin certeza de lo que se habla o comenta.



La Información no es conocimiento,  es  interpretación de datos y variables sobre alguna materia determinada. El conocimiento es extraer la veracidad y certeza de lo que se informa.




“Cuando la información se organiza, surgen las ideas”.
Jim Rohn