Páginas vistas en total

jueves, 15 de mayo de 2008

Biografía de Sócrates.


Sócrates
Autor: Jesús Moisés Del Cid.

Nació en la localidad de Alopeco en el año 469 a. C., enseñó en Atenas en la plaza pública (Areópago). De padre escultor (Sofronisco) y madre comadrona (Fenaretra). La mujer con quien se casó se llamaba Xantipa.
Este hombre dio inicio a la llamada época de la madurez griega. Se hizo célebre por desenmascarar a los sofistas y reorientar a la filosofía hacia la búsqueda de la verdad y el bien de los hombres.
Así como el hombre busca conocer la realidad en la que está inmerso, Sócrates convocaba también al conocimiento interior, mediante la frase “conócete a ti mismo”es decir, conocer la naturaleza humana. Ya que el conocimiento orienta hacia la virtud y la ignorancia al vicio. Para Sócrates filosofar significa conocerse.
En su lucha contra los sofistas, Sócrates ejecutaba una singular estrategia; ya que el sofista presumía de conocerlo y saberlo todo. Sócrates pregonaba que “yo sólo sé, que no sé nada”, haciendo alusión a la diferencia entre ser sabio y creerse sabio.
Mediante el uso de la mayéutica, un método mediante el cual seguía el argumento hacia la verdad por medio de cuestionamientos o preguntas. Las cuales efectuaba al interlocutor a fin de formar un diálogo el cual lleve a las partes a descubrir la verdad o a no llegar a una conclusión. Creía que la sabiduría se adquiere en el intercambio vivo de la conversación, haciéndose preguntas y buscando juntos respuestas. El filósofo es un obstetra de almas.
Sócrates buscaba la vida virtuosa en los hombres. A fin de que alcancen la felicidad. La ética intelectualista de Sócrates proclama que el malo es el ignorante y que en cuanto la inteligencia conozca la verdad, la voluntad no puede dejar de seguirla. En esto reside su peculiaridad y su error.
Su personalidad
La personalidad de este gran hombre se distinguía por su fealdad, la fuerza de su virtud ante la desgracia y su hogar infortunado.
Andaba por las calles con los pies descalzos y cubierto de un manto sencillo. Poseía un aspecto tosco, más su intelecto, su diálogo y el amor por la virtud humana eran las verdaderas riquezas de Sócrates.
Era apodado el tábano por sus constantes críticas y cuestionamientos. Con ellos provocaba en los sofistas y políticos una sensación de molestia la cual se asemeja a la de la ávida mosca topándose en el rostro de una persona, o la sensación producida por la pequeña piedra que se encuentra dentro del calzado.
Se distinguió también por su bravura y heroísmo en batalla. Sirvió como soldado ateniense en varias batallas del Peloponeso. Rescató a Alcibíades, herido. En Delión protegió la retirada de las tropas atenienses.
La esencia del socratismo
Fue educar el alma y formarla para la virtud. Enfocó su curiosidad intelectual en el ser humano y en su capacidad de conocer la verdad. Aunque jamás escribió un documento sobre su filosofía, Sócrates confió su mensaje ya sea en el diálogo o en el ejemplo de su obrar.
El verdadero Sócrates
Más conforme con la realidad resultaría un Sócrates combinado entre el que aparece en los primeros diálogos de Platón con algunos rasgos del que nos describe Jenofonte, sin olvidar añadirle algunos retoques de la caricatura de Aristófanes.
El final
Por sus convicciones filosóficas jamás participó en la política. Ya en edad madura. Se presentó una acusación contra él (por Anito y Melito) de no creer en los dioses de la ciudad y corromper la juventud; fue considerado culpable y se le condenó a envenenarse bebiendo una copa de cicuta.
Discípulos
Al círculo socrático pertenecieron Critias, Alcibíades, Esquines, Simmias, Cebes, Simón el Zapatero, Antístenes, Euclides, Aristipo, Felón y Platón.
Más de su enseñanza nos deja este invaluable legado “nada puede dañar a un buen hombre, ni en la vida ni en la muerte”.

martes, 13 de mayo de 2008

chistes emo

¿Cual es la ciudad de los Emos?
Emo sillo.

¿Quien es la Emo mas bonita?
La Emo sa.

¿Cual es el Emo mas molesto?
El Emo rroide.

¿Como se despiden dos Emos?
ahi nos Emos.

¿Cual es la emo mas politica?
La Emocracia.

domingo, 11 de mayo de 2008

goethe y los emos.

Goethe y los Emos.
Por Jesús Moisés del Cid.

Una de las más emblemáticas obras escritas por la prodigiosa literatura de Johan Wolfgang Goethe, fue intitulada como Werther, en el año de 1774. En la trama de esta historia, se nos relata de los padecimientos amorosos de un joven sensible. Dicha narración nos muestra un curioso paralelo psicológico con un movimiento social urbano actualmente conocido como Emos.

En la novela de Goethe podemos encontrar la raíz del pensamiento conocido como romanticismo alemán, propio del siglo XVIII, pero cuya influencia aun palpita en los albores del siglo XXI. Es innegable el conocimiento y basamento en la naturaleza humana con que se estructuro a los personajes en las obras literarias de Goethe.

Adentrándonos en la obra titulada como Werther se relata la historia trágica de un individuo descontento y apático de la sociedad en que vive.

Él es un joven sensible que busca ser comprendido por alguien y el camino que elige para llevar su vida, es una completa entrega a las fuerza de sus pasiones. Dicha entrega la realiza con un estilo de inconsciencia y sonambulismo, es decir una evasión de aquello que lo regrese o lo ate al dolor del mundo y la sociedad. Matizando su existencia mediante una evasión poética y etérea para soportar las furiosas embestidas con que lo golpea la realidad.

Es sorprendente el parecido que encontramos en este personaje con el pensamiento Emo. Claramente se puede distinguir aquello que mueve y conmueve a los jóvenes que se han dejado influenciar por este estilo de vida, bajo la bandera wertheriana de transcurrir por este mundo con un mismo anhelo, con un mismo ideal, el cual es la fuerza de la pasión.

El joven Werther contiene un corazón (un sentimiento) oprimido hacia la vida, un hastío hacia el mundo. O como lo menciono tiempo después Sartre una nausea de existir que lo lleva a pensar en el suicidio como una clave de salvación.

Quizás inconscientemente la tribu urbana conocida como Emo ha buscado el modelo a seguir en otros personajes o quizás no les importe, pero adentrándose en la personalidad de Werther podemos dilucidarlo como un bizarro héroe del sentimentalismo alemán transportado de manera proporcional a las circunstancias actuales, por que en la raíz de su psicología encontramos el fundamento de la postura emotiva de los jóvenes de este movimiento social.

Werther puede ser el símbolo del alma solitaria en una sociedad que le angustia y que le sofoca, que lo relega, que lo oprime y lo confunde.

Este símbolo romántico representa el eje en la idiosincrasia de la tribu urbana conocida como Emos, cuya única guía en su vivir es la emancipación de las pasiones.



El Emo al igual que Werther busca ser una figura desmesurada sumergida en la soledad y en el dolor. Y que clama por una felicidad inalcanzable, es decir, imposible de obtener.

Es el enclaustramiento personal a la prisión de las pasiones, que tocan y trastocan la sensibilidad humana lo cual llevan a la angustia por vivir, pero dicha angustia es lo que da la sensación de estar vivo.

Werther y los Emos representan a las personas con una especial inclinación por el amor, contienen una gran capacidad para amar en un estado de constante enamoramiento pero con un amor incompleto. Un amor indefinido y abstracto, un puro amor concupiscente basado tan solo en la contingencia y en la angustia de sentirse incomprendido y solo.

Fatalismo y tragedia personal, son las estrellas en que se guían los hombres en el mar de la angustia.

viernes, 2 de mayo de 2008

pepito y aristoteles.

aristoteles:Todo hombre, por naturaleza, desea saber.

pepito: pues que chismosos somos.

pepito y platón.

platón: este mundo en que vivimos es una mala copia de un mundo ideal y perfecto!

pepito: ¡¡¡osea que vivimos en un mundo pirata!!!

pepito y sartre

pepito: maestro sartre! masetro satre!

sartre: ¿que pasa?

pepito: ¡maestro! ¿es cierto que su mejor obra es una nausea?

sartre: " La Nausea" pepito es "La Nausea"...

pepito: ¡huy! ¡ni que vomitara tan bonito!

chiste el idealista y el utilitarista.

Se encuentran dos filosofos en una convención, siendo estos de corrientes de pensamiento distintas, un idealista categorico seguidor de kant y el otro postulante de la corriente utilitarista. el segundo intentaba ferreamente convencer al idealista de que se adentrara en el estudio de el utilitarismo recomendandole lecturas, pensadores y consejos muy practicos sobre lo util del utilitarismo. Más el otro, viendolo detenida y sobriamente esperando el final de su perorata tan solo se conformo con exclamar en un acento de desenfado y al estilo ingles.

lo siento amigo pero... I KANT.