Páginas vistas en total

jueves, 26 de marzo de 2009

Reflexiones Sobre La Familia.


Reflexiones sobre la familia.
Por Jesús Moises Delcid Robles.
moisesdelcid@gmail.com

La familia es la institución que da fundamento y fortaleza a la sociedad humana. La palabra familia viene a definirse como el conjunto de personas emparentadas entre sí que viven juntas.

“La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”.

Juan Pablo II.

Formalmente la familia se funda por el matrimonio, y es en dicha unión donde primeramente desarrollan los vínculos humanos, y donde se asienta el ambiente o medio propicio para establecer el convivio digno de las personas de quienes conforman dicha unión para la crianza y educación de los hijos.

“La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia”.

Benjamín Franklin.

De la familia nacen los ciudadanos que multiplican a la sociedad, y en la familia se encuentran las primeras enseñanzas del desenvolvimiento social de las personas. Ya que los padres deben instruir a los hijos en los principales valores para el respeto de sí mismos y de los demás ciudadanos.

El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.
Gilbert Keith Chesterton

Con el fortalecimiento de la institución de la familia se da también el fortalecimiento de la sociedad, ya que cuando se denigra o corrompen los lazos familiares ocurre en mayor grado, la descomposición o violencia social.

Es importante a quienes conforman una familia el desenvolverse con la mejor intención, pero sobretodo con el mejor ejemplo. Ya que los hijos aprecian en mejor disposición cuando existe la integridad moral de los padres.

“Un padre vale por cien maestros”.
George Herbert


La familia es un vinculo irrompible ya que siempre esta abierta, con el respeto al amor y cobijo de quienes la integran, y por mas que una persona se aleje siempre estará presente en quienes la integran. Es así que la familia es el hogar al que siempre se vuelve.

lunes, 23 de marzo de 2009

Crisis.


Crisis.
Por: Jesús Moises Delcid Robles.
moisesdelcid@gmail.com


El concepto de crisis generalmente es conocido en su aspecto económico, debido a las repercusiones financieras en la falta de recursos monetarios laborales o de productos.

Pero hay que ver que la palabra crisis es un concepto más amplio, que repercute tanto en el ámbito natural y en el ámbito personal.

El concepto de crisis proviene de la raíz griega Krinein, que significa separar o decidir.

Según el diccionario de la real academia española Crisis es la mutación importante en el desarrollo de un proceso. Ya de orden físico, ya histórico o espiritual.

Es decir, el concepto de crisis es la variación de los estados en los seres, es la ruptura de su armonía o estabilidad conllevándolos a una situación dificultosa o complicada.

Es una situación que representa una modificación en el desenvolvimiento de los seres y de las cosas. Así vemos en la naturaleza la carencia del alimento suficiente en una manada de animales vuelve una situación inestable en esa manada, por la competencia de lograr su subsistencia.

En los seres humanos ya sea en el ámbito personal, laboral, espiritual y social también se producen crisis. Vemos los casos de decisiones importantes en que las situaciones de crisis son momento de decisiones que se deben saber tomar para un bienestar hacia futuro, o el pleno desarrollo de las personas.

En el aspecto laboral también pueden surgir problemas o conflictos que consternan los procesos productivos o las relaciones personales dentro de las empresas.
“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”.
Henry Ford.

Aunque las crisis espirituales son de carácter mas profundo, por que conllevan a la relación del hombre con Dios, y son estos conflictos los más importantes y trascendentales en la plenitud de las personas. Un claro ejemplo se ve en la Biblia cuando Jesús antes de su arresto para ser enjuiciado y torturado hasta la muerte, ora entre lagrimas de sangre y suplicas por lo que ha de acontecer en su paso en este mundo. Es un Jesús en crisis que supo que decidir y afrontar dicho martirio.

Las crisis sociales, estas son de las más publicadas en los medios de comunicación y son la ruptura en la estabilidad armoniosa en las comunidades humanas. De causas muy variadas pero estas inestabilidades sociales detonan en la escasez de recursos necesarios para la subsistencia social, un fuerte desequilibrio en la riqueza de los diversos sectores que la conforman, la tergiversación de los valores humanos. Son el factor común de la mayor parte de las crisis en las sociedades humanas.

Un caso curioso representa el pensamiento oriental acerca de esta temática, y es que en esas regiones del mundo el concepto crisis simboliza una condición que se presta a dos condiciones opuestas (ambivalencia). Y es tanto la palabra crisis se define como un momento de un gran peligro como también se interpretare como el momento de una gran oportunidad. Es un momento crucial.

Por lo tanto la crisis afecta en los seres y en las personas como un estado de vigilia y de alerta, en los eventos y situaciones que les suceden. Es una ruptura en su cotidianeidad y en sus costumbres que los lleva a una repercusión de aquello en como van a proceder.
La vida es una ininterrumpida e intermitente sucesión de problemas que sólo se agotan con la muerte.
Ingmar Bergman.

Humanamente la crisis representa las limitaciones del hombre como un ser inserto en la realidad, ya que esta última lo rebasa en su naturaleza, es así como vemos representado al hombre en situaciones difíciles implorando el auxilio divino para afrontarlas y salir de ellas exitosamente. Celebre ejemplo de esto lo describen las tragedias griegas, símbolos de la problemática y de la fatalidad en la naturaleza humana que se ve amenazada por situaciones graves y dificultosas. Descriptivo es el llanto de Edipo rey en la celebre obra de Sófocles

¡Oh desgracia, que a los hombres horroriza el verla!

“Oh nube tenebrosa y abominable que como monstruo te has lanzado sobre mí, indomable e irremediable! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Como me penetran las punzadas del dolor y el recuerdo de mis crímenes!

Vemos claramente en el fenómeno de la crisis como existe la inestabilidad e incertidumbre en algún momento de nuestra vida, y como éste angustiante trance, nos revela lo limitante e inseguro de nuestra naturaleza como seres humanos.

Pero también las situaciones críticas se deben afrontar de manera virtuosa con las mejores cualidades de nuestra persona. Ya que son circunstancias que se deben resolver de la mejor manera para salir lo mas airosos y menos perjudicados de ellas. y es en dichos momentos donde nuestras cualidades resaltan ante la resolución de los problemas que vamos afrontando:“la crisis es la forja de las virtudes”

La crisis representa el detonante en el desarrollo de los seres ante situaciones adversas, más allá de un aspecto evolutivo sino más bien de un aspecto trascendental en los seres humanos.

Las crisis se deben de afrontar con la mejor disposición y la visión de resolverlas, ya que aunque sean grandes momentos de alerta y de suspenso, son situaciones que tarde que temprano pasaran y en el como afrontarlas nos encontraremos en una situación de menor perjuicio.

Finalmente espero dar a entender que la crisis es una situación de inestabilidad e incertidumbre en los seres y que aunque representa una seria circunstancia de peligro y de alerta constante, también es parte de la naturaleza en la realidad, en la ausencia de algún recurso importante para el desarrollo y la plenitud de los ya mencionados seres. Y se debe afrontar con las mejores cualidades para la subsistencia y resolución de los problemas ya que esta actitud redundara en el mejor desarrollo y trascendencia en los seres humanos.

Como en todo aquello que transita en este mundo quedan escritas las palabras de Arnold H. Glasow:

“Nada dura por siempre, ni siquiera tus problemas”.

jueves, 19 de marzo de 2009

La Universidad.


La universidad.
Por Jesús Moises Delcid Robles.
moisesdelcid@gmail.com

Muchos jóvenes se preparan en ingresar este año a instituciones educativas. Para realizar sus estudios en pos de una licenciatura o ingeniería, sobre alguna carrera que se identifique en la vocación, que ellos tienden, hacia algunas de las ciencias. Dicha institución se han denominado desde tiempo atrás, como universidad.

La universidad, que para muchos es desconocido, fue conformada en la era medieval, en el siglo XIII en la ciudad de parís. Años después surgirían otras universidades como la de Bolonia y Oxford. Es cierto que la influencia de las universidades provienen desde la antigüedad: ya sean de los círculos pitagóricos, la academia platónica y el liceo aristotélico. Y es pues que se instituye como un hogar de los saberes.

La palabra universidad proviene del latín en la raíces unus (que significa uno) y vertos (que significa girar, mover). Y en la asociación de estas raíces, se define a la universidad como “una comunidad orientada a una meta en común”: que es el saber.

Hoy en día se conoce a la universidad como un instituto publico o privado de enseñanza donde se hacen estudios de ciencias y letras, en un desarrollo gradual en las facultades (carreras, ciencias) correspondientes.(1)

Pero ¿cual es el fin o el objetivo de una universidad? Pues no es otro que el que profesores y estudiantes lo cuales a través de la investigación y la docencia persiguen la verdad bajo el modo de saber. Es decir, que tanto maestro y alumnos, los primeros aplicados a la certeza de la enseñanza y los segundos a la disciplina del estudio, ejerciten su intelectualidad para el esclarecimiento de sus conocimientos y con ellos aplicarlos en sus vidas.

El saber es la parte principal de la felicidad
Sócrates.

Bien lo explica Robert Hutchins que la finalidad de la educación: “no es conocer cada vez mas detalles del mundo sino comprender al mundo y comprometernos a nosotros mismos”. Por que una cuestión es estar bien informado de datos y cifras en aspectos científicos, y otra muy distinta bien edificado o formado en saberes que enriquecerán a la persona, a quienes les rodean y el ambiente en que habiten. Es pues, que adquieren un sentido de la vida.


¡Qué importa saber qué es una línea recta si no se sabe lo que es la rectitud!
Confucio
filósofo y moralista oriental


La universidad es mas que un mero tramite para obtener alguna pasantía, titulación o posgrado con fines de lucro, laboral o social. Más bien es el medio y el ambiente donde el maestro y el estudiante pueden desenvolverse enteramente en el ejercicio de la estudiosidad, la cual es totalmente opuesta a la curiosidad. Ya que en cuanto la curiosidad es un saber desordenado en cuestiones que no son primordiales en la formación de las personas. La estudiosidad es la búsqueda ordenada en la certeza de los conocimientos adquiridos. Es así, que curioso lo es cualquiera, estudioso es aquel con vocación de sabio.

La universidad es el ente que ayuda a reforzar al estudiante para que rinda al máximo, para mejorar sus posibilidades intelectuales, para que piense y reflexione por sí mismo. En pocas palabras es donde se aprende a pensar ordenadamente.

Y aprender a pensar ordenadamente es el saber discernir entre: ideas, sucesos, fenómenos y encontrar las causas que ayuden a comprenderlas ciertamente o entender que no podemos comprenderlas del todo. Evitando así charlatanerías fraudes o trivialidades en el saber humano.

“El analfabeto de mañana no será el hombre que no sabe leer, sino el que no ha aprendido la manera de aprender”
Bernardino Montejano.

Y es pues que todo aquel que desee ingresar a alguna institución universitaria, más allá del glamour, del nombre, del status o de los bienes posteriores que se puedan obtener de cursar una “carrera profesional”. Se debe tener en claro la formación personal en quienes interactúan dentro y fuera de la misma universidad, y en el compromiso que adquieren de buscar la verdad a través de la estudiosidad y de la investigación.

(1)Diccionario de la real academia española.