Páginas vistas en total

domingo, 18 de diciembre de 2011

Hacia La Sabiduría.


Por moises del cid.


“En el manto oscuro de la noche siempre se busca una luz hacia donde orientarnos y cuando la divisamos nos encaminamos a ella, para llegar siempre a puerto seguro”.


En la oscuridad espiritual e inteligible de la actualidad, todos directa e indirectamente nos preocupa encontrar algo hacia donde enfilar nuestros inciertos pasos, donde saciar la sed de dudas en nuestro árido conocimiento, donde asegurar nuestro desorientado modo de vida, ¿Qué es aquello que buscamos?


Sea por ignorancia, desidia o por falta de contemplación, pero aquella luz que buscamos ansiosamente es la sabiduría.


Es muy distinto aquel experimentado o personaje muy informado de esa persona que humanamente busca la sabiduría. Por que  los primeros se debaten y se sumergen en la complejidad de datos y porcentajes, es realmente diferente el que busca el saber por que mas que etiquetarse como culto   lleva una forma de vida  en su camino por la búsqueda de  la verdad.

Ya que la sabiduría a veces se topa con algunos aspectos de la realidad que rebasan la capacidad humana de razonamiento, siempre se vive con un hilo de incertidumbre pero a pesar de ello siempre se tiene o se descubre el sentido  de las cosas y de los seres. Es decir la finalidad de los agentes.


Por ello aquel que busca el camino a la sabiduría debe hacer suyo el lema socrático de: “yo solo sé que no sé  nada”. Más como un modo de humildad hacia la certeza de que no somos capaces de comprenderlo todo y evitar caer en la necedad de ambicionar un conocimiento  omnisciente a cualquier precio, sin medir las consecuencias.


Tomas de Aquino menciona los impedimentos por los cuales algunos hombres no pueden acceder a la verdad:


1.-Por que la  disposición física no  se los permite y están naturalmente impedidos en llegar al sumo grado del conocimiento.


2.- Aun los que llegaron al conocimiento de la verdad, no podrían hacerlo sino después de mucho tiempo debido a la profundidad de muchas causas y razones.


3.- Dentro de muchas verdades que se demuestran, no rara vez, se cuela una falsedad.

Pocos son los que están dispuestos a sufrir en la ardua disciplina de llegar a la verdad.

Aquellos que osan abandonar el sinsentido en el vivir y apuestan hacia obtener el claro destino de la naturaleza humana. Encuentran que el saber es un tesoro invaluable que nunca decrece y que alimenta al espíritu humano, enalteciendo aquel que lo aprende, llevando una forma de vida distinta de aquellos que plácidamente pastan en sensaciones hedonistas y en ambiciones personales ligeras.

Hacia la sabiduría el camino no es fácil, ni apacible sino mas bien trabajoso y accidentado. Es donde toda presunción y soberbia desbocada por el ego humano se estampa y desmorona por el rudo golpe de la realidad.


Por que en la intención humana se requiere del ejercicio espiritual y físico así como la madurez en el vivir y en el aprender.


Porque el hombre sabio es prudente, se forma en la quietud ya que en dicho estado solo se logra la contemplación de la realidad y en dicha meditación se da la búsqueda de aquello que conmueve al espíritu y da sentido al transitar por la existencia. Por que  la verdad informa al cuerpo y surge en esto un abrazo entre lo espiritual y lo corpóreo entre el saber y proceder.


En  la juventud comúnmente las personas no estamos  en disposición de captar verdades elevadas, por que fluctuamos entre el movimiento de diversas pasiones.

En la instrucción en el saber humano se ejerce una búsqueda incansable de la verdad,  cuyos frutos se dan en la serenidad de la madurez de los hombres y de las mujeres.


Sabio es aquel que sabe ordenarse en sus cuestiones y en las cosas y gobernarlas bien.


 El sabio a diferencia del erudito  se distingue porque el primero vislumbra la causa final de las cosas y ordena sus actos en comprensión de la finalidad de la naturaleza intelectual que es la verdad.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Hiparquía de Maronea.

Esta mujer nació en Maronea , tracia se especula que vivió entre  346 a. de C., al 300 a. de C.


Hija de una de las familias acaudaladas,  con el tiempo llegaría a ser de las primeras mujeres que ejercieron la filosofía. Saliendo del formato al que estaba sometido el genero femenino en la sociedad griega clásica. Donde la mujer no era considerada en cuestiones ni políticas, ni civiles, ni intelectuales.


En su juventud conoció de la filosofía por influencia de su hermano y fue por medio de este que tuvo contacto con el filósofo  Crates de Tebas quien ejercía la escuela cínica en la que fue instruido por el mismo Díogenes de Sinope. llego a tanto la admiración por lo que este hombre despertó en Hiparquía que la joven se enamoro de el, y a pesar de las oposiciones que hacia Crates hacia la relación Hiparquía no desistió hasta unirse en pareja con el cínico. sellando su unión de manteniendo relaciones sexuales en uno de los  porticos públicos de la ciudad. Porque fue postulado propio de la escuela cínica el desprecio de lo convencional y de lo institucional.


En cierta ocasión durante una reunión alguien le replico por su osadía de filosofar no siendo esta una cuestión que pudiera ser ejercida por su condición de mujer:


¿Eres la que dejaste la tela y lanzadera?


A lo que sin empacho ella aludió: 

"¿Crees que he hecho mal en consagrar al estudio el tiempo que, por mi sexo, debería haber perdido como tejedora?”.


He aquí un ejemplo, de su carácter audaz y el desenvolvimiento intelectual, para confrontar a quien se oponía o juzgaba su vocación a profesar la filosofía.


De su obra entre cartas y tratados filosóficos no ha quedad vestigio, tan solo el reconocimiento de celebres personajes que dan referencia de sus anécdotas y enseñanzas pero que sirven en gran medida hacia la valoración de la mujer en el desenvolvimiento filosófico en la sociedad y en la historia de la humanidad.


Queda este epigrama, escrito por Antípatro, haciendo honra a esta mujer:


«Yo, Hiparquia, no seguí las costumbres del sexo femenino, sino que con corazón varonil seguí a los fuertes perros. No me gustó el manto sujeto con la fíbula, ni el pie calzado y mi cinta se olvidó del perfume. Voy descalza, con un bastón, un vestido me cubre los miembros y tengo la dura tierra en vez de un lecho. Soy dueña de mi vida para saber tanto y más que las ménades para cazar.»

martes, 13 de diciembre de 2011

Parodiando Filósofos.






















La esperanza es el sueño del hombre despierto... y el sueño es la esperanza del hombre despierto.
Aristóteles.

Nadie se baña en el río dos veces .. especialmente en sequía.
Heráclito.

solo se que no se nada... y haganle como quieran!!!
Sócrates.

lo que no me mata.. me da risa!!!
Nietzsche.

Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro... no aplica a pronosticos deportivos!!!
Confucio.

Jose Ortega y Gasset...hicieron buena pareja!!!

Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad...mientras los demas contemplan la televisión!!!
Platón.

Ama y haz lo que quieras...ahora decimos: Paga y haz lo que quieras!!!
Agustín de Hipona.

Carta de Martin Heidegger a Hannah Arendt




Sorprendentemente a pesar de las diferencias filosóficas e ideológicas de estos dos grandes pensadores  del siglo 20 se encuentra evidente una relación que mantuvo entre lo afectivo y lo racional.

Como se escribe en las novelas rosas: "en el en el corazón la pasión vence a la razón". pero debemos tener en cuenta que para que se llegue a dicho afecto debe haber admiración, la cual fue mutua entre Hanna y  Martín.

 El alcance de sus pensamientos trascendieron en la edad moderna así como en el romance sensible e intelectual que vivieron y que evidenciaron en su ejercicio epistolar.

 ¿Quien hubiera pensado como puede florecer un trato amoroso en aquella época entre una mujer judía con un pro nazi?. La vida nos da grandes y agradables sorpresas.


¡Queridísima! 

 Si solamente pudiera decirte cómo soy feliz contigo- acompáñándote mientras tu vida y mundo se abren de nuevo. Y puedo ver apenas cuánto has entendido y cómo todo es providencial. Qué nadie aprecia jamás es cómo la experimentación consigo mismo, por esa circusntancia, todos los compromisos, técnicas, moralización, escapismo, y cerrando su crecimiento puede inhibir y torcer la providencia de Ser. Y esta distorsión gira en torno a cómo, a pesar de todos nuestros sustitutos para la "fe," no tenemos ninguna fe genuina en la existencia en sí misma y no entendemos cómo sostener cualquier cosa como esa por nosotros mismos. Esta fe en la providencia no excusa nada, y no es un escape que me permitirá terminar conmigo de una manera fácil. 

Solamente esa fe-que como fe en en el otro es amor-puede realmente aceptar al "otro" totalmente. 

Cuando vi que mi alegría en tí es grande y en crecimiento, eso significa que también tengo fe en todo lo que sea tu historia. No estoy erigiendo un ideal-aún menos sería tentado jamás a educarte, o a cualquier cosa que se asemeja a eso. Por suerte, a tí -como eres y seguirás siendo con tu historia- así es cómo te quiero. 

Sólo así es el amor fuerte para el futuro, y no sólo el placer efímero de un momento – sólo entonces es el potencial del otro también movido y consolidado para las crisis y las luchas que siempre se presentan. Pero tal fe también se guarda de emplear mal la confianza del otro en el amor. Amor que pueda ser feliz en el futuro ha echado raíz. El efecto de la mujer y su ser es mucho más cercano a los orígenes para nosotros, menos transparentes, por lo tanto providencial pero más fundamental. 

Tenemos un efecto solamente en cuanto somos capaces de dar-si el regalo es aceptado siempre inmediatamente, o en su total, es una cuestión de poca importancia. Y nosotros, cuanto mucho, sólo tenemos el derecho de existir si somos capaces de que nos importe. Nosotros podemos dar solamente lo que pedimos de nosotros mismos. 

Y es la profundidad con la cual yo mismo puedo buscar mi propio Ser, que determina la naturaleza de mi ser hacia otros. Y ese amor es la herencia gratificante de la existencia, que puede ser. Y así es que la nueva paz se desprende de tu rostro, el reflejo no de una felicidad que flota libremente, pero sí de la resolución y la bondad en las cuales tú eres enteramente tú. 

Tu Martín. 

Aspasia de Mileto





Se especula que nació en el 470 a. C. y feneció en el 400 a. C. 

Aspasia vivió en la Atenas y fue compañera de Pericles.

Reconocida por ser una mujer culta y de gran belleza, con abundantes conocimientos en retorica y medicina.

En su juventud  por su calidad de extranjera en Atenas aspasia se abrió espacio al dirigir una escuela llamada hetairas, mujeres que entretenían a sus clientes vendiendo su cuerpo y seduciéndolos con su amplia cultura y sabiduría.  siendo una gran mujer intelectual de gran carisma que sabía administrar su belleza y granjearse influencia entre celebres, poderosos y notables atenienses: filósofos como Anaxágoras o Sócrates y  del político Pericles, quien se divorcio para estar completamente unido a Aspasia.

A pesar que su obras científicas. políticas y filosóficas han desaparecido con el transcurrir del tiempo, existen  gran cantidad de referentes que dan reconocimiento a la gran capacidad intelectual de esta mujer. Es de tener cuenta que su sabiduría e influencia no se opaco por el carácter liberal de su proceder que si bien en una sociedad donde lo femenino fue considerado como débil e inculto, la belleza y capacidad de desenvolvimiento y sobre todo la cultura que poseía Aspasia traspaso los prejuicios de los influyentes personajes y se encumbro como un referente femenil de belleza y erudición.


sábado, 10 de diciembre de 2011

PARA QUÉ HE VIVIDO




Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación.

He buscado el amor, primero, porque conduce al éxtasis, un éxtasis tan grande, que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad, esa terrible soledad en que una conciencia trémula se asoma al borde del mundo para otear el frío e insondable abismo sin vida. Lo he buscado, finalmente, porque en la unión del amor he visto, en una miniatura mística, la visión anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba, y, aunque pudiera parecer demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que -al fin- he hallado.

Con igual pasión he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazón de los hombres. He deseado saber por qué brillan las estrellas. Y he tratado de aprehender el poder pitagórico en virtud del cual el número domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho.

El amor y el conocimiento, en la medida en que ambos eran posibles, me transportaban hacia el cielo. Pero siempre la piedad me hacía volver a la tierra. Resuena en mi corazón el eco de gritos de dolor. Niños hambrientos, víctimas torturadas por opresores, ancianos desvalidos, carga odiosa para sus hijos, y todo un mundo de soledad, pobreza y dolor convierten en una burla lo que debería ser la existencia humana. Deseo ardientemente aliviar el mal, pero no puedo, y yo también sufro.

Ésta ha sido mi vida. La he hallado digna de vivirse, y con gusto volvería a vivirla si se me ofreciese la oportunidad ."

martes, 6 de diciembre de 2011

Fragmentos del poema de Parménides

Fragmentos del poema del Ser escrito por Parmenides de Elea.




Y la diosa me recibió benévola, cogió mi mano derecha con la suya y me habló con estas
palabras: "Oh joven, compañero de inmortales aurigas, que llegas a nuestra morada con
las yeguas que te transportan, salve, pues no es mal hado el que te impulsó a seguir este
camino, que está fuera del trillado sendero de los hombres, sino el derecho y la justicia.
Es preciso que te aprendas todo, tanto el imperturbable corazón de la Verdad bien
redonda, como las opiniones de los mortales, en las que no hay verdadera creencia. Sin
embargo aprenderás también cómo lo que se cree debería ser aceptable, porque penetra
totalmente todas las cosas".


Pues bien, yo te diré (y tú, tras oír mi relato, llévatelo contigo) las únicas vías de
investigación pensables. La una, que es y que le es imposible no ser, es el camino de la
persuasión (porque acompaña a la Verdad); la otra, que no es y que le es necesario no
ser, ésta, te lo aseguro, es una vía totalmente indiscernible; pues no podrías conocer lo
no ente (es imposible) ni expresarlo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Paideia.



 A los ojos de un griego(de la edad clásica) las reflexiones acerca de los principios filosóficos responde a este sentido:

" Pues la teoría y la vida deben marchar siempre juntas, y solo cuando se las comprende en esta forma puede el filósofo sostener que el imparte una Paideia verdadera".

fragmento tomado del libro cristianismo primitivo y paideia griega  de Werner Jaeger.

*Paideia (παιδεία), es una palabra griega que significa educación, formación con la cual se dotaba al hombre heleno de un carácter verdaderamente humano.