Páginas vistas en total

jueves, 27 de septiembre de 2012

John Locke


por Moisés Delcid.

(1632-1704). nació en Wrington, Somerset. Inglaterra.


 Fue uno de los padres del empirismo ingles, corriente filosófica  que  considera a la experiencia como la única fuente válida de conocimiento debido al contacto de los sentidos con las cosas.
Aunque se especializo en medicina realizando estudios en la universidad de Oxford Locke tuvo un desempeño muy versátil en varias ramas científicas en política, teología, economía,  griego antiguo y retórica.


 Fue uno de los grandes ideólogos de las elites protestantes inglesas, defendió la tolerancia religiosa.
Con fuerte influencia del pensamiento nominalista el cual propone que los seres y las cosas están construidos o formados por el entendimiento humano. Cada es solo un concepto de la mente humana.


El pensamiento de Locke gira en el estudio del conocer, del entender y comprender del hombre.  La posibilidad de conocimiento humana: ¿Qué hacemos para adquirir el conocimiento?
¿Qué cosas podemos conocer?
¿Hasta donde podemos conocer?
¿Cual es el límite humano en el conocimiento?


Clarificar la facultad humana del entendimiento  fue la finalidad del pensamiento de Locke. Erradicar todo aquello que esta mas allá de la facultad cognoscitiva humana. La búsqueda de la verdad pura en la especulación.


Se opuso al concepto de tabula rasa expuesto por Aristóteles. Concepto de la filosofía tradicional  en el que toda persona contiene ideas o principios de forma innata, según Locke toda idea es adquirida en la experiencia humana ya sean: teóricas, prácticas y religiosas. Todo concepto e  idea son aprehendidos.

Los sentidos del ser humano al percibir o tener contacto con las cosas sensibles y externas, reciben impresiones las cuales  son trasladadas al espíritu.
Dichas impresiones son ideas simples que caracterizan la estructura de la cosa percibida (frio, duro, blanco, dulce, acido, etc.) y son la materia básica del conocimiento.  Las cuales se nombraron cualidades primarias.

Estas impresiones producen sensaciones propias de cada sentido del sujeto: olfato, vista, gusto, tacto, oído. Las cuales se nombro como cualidades secundarias.
Las cualidades primarias dependen únicamente del objeto, las cualidades secundarias dependen del sujeto. La mente se hace una representación de las cosas  y estas son signos para su memoria y conocimiento.

La mente humana forja ideas a través de la experiencia y son comunicadas de un sujeto a otro por medio del lenguaje. Utilizando signos gráficos o fónicos. Son estos signos que hace la mente para conocer las cosas y comunicar ese conocimiento. Las palabras y los signos son indispensables para el pensamiento.


El lenguaje humano esta formado por un cumulo de términos que se refieren a la características principales e identificables de las cosas y de los seres y dichos términos son de aceptación general. Fuera del empirismo estos vocablos son denominados como concepto, idea, esencia, forma, etc.

En materia  política John Locke fue promotor del liberalismo

Al crearse el derecho de posesión Locke afirmo que  todo propietario es aquella persona capaz de imprimir  a un objeto su propia energía.

Y que todo objeto al que se le ha infundido esa energía personal comparte ya algo de la propia energía del individuo.
Es necesario que la sociedad civil acuerde un grupo de personas especializadas para  su gestión, conducción, coordinación y dirección. Que es conocido como el Estado.


Estructuro el poder del estado en cuatro instancias:
El poder moderador y protocolario.
El poder legislativo.
El poder ejecutivo.
El poder judicial.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Fernando Savater



Es un filósofo español nacido en San Sebastián, el año de 1947.


Declarado aficionado a la literatura al teatro y al cine de los que ha realizado múltiples  ensayos y artículos periodísticos. Donde creativamente traba una conjunción estética y ética, para divulgar su apreciación, en los contextos artísticos y su percepción vital.

Realizo sus estudios de filosofía en la Universidad Complutense de Madrid.
Su pensamiento gira entorno a la reflexión sobre la ética, la gran influencia de uno de sus libros mas conocido Ética Para Amador.

También se ha convertido en un gran divulgador del pensamiento filosófico en la misma España y fuera de ella.

No hay educación si no hay verdad que transmitir”.

 Ha recibido la influencia de los filósofos de la Escuela de Frankfurt, de Emil Cioran, Frederick Nietzsche, Voltaire, Spinoza.


Es un escritor prolífico y versátil,  con una afabilidad capaz de tratar temas profundos con un lenguaje accesible para la mayoría de quien lo lee o escucha. Especialmente los jóvenes.
Dada su personalidad irreverente es un acucioso crítico de temas tan actuales como   cultura, estética y política.
Opositor del nacionalismo, se ha desenvuelto como activista por la paz y los derechos humanos.


”El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”




Promueve una ética con amor propio. De vivir como humanos entre humanos y operar humanamente. Una ética basada más en el querer que en el deber.  La ética ayuda a clarificar esta voluntad y mostrar las formas de su realización.
El vivir bien no es una ciencia exacta sino un arte.


Toma al pensamiento ético no como un operar hacia después de la muerte sino para situarlo en el presente en el aquí y en el ahora en un saber que hacer.


"Después de tantos años estudiando la ética. he llegado a la conclusión de que toda ella se resume en tres virtudes: coraje para vivir, generosidad para convivir, y prudencia para sobrevivir."


Además es analista político con gran conocimiento e influyentes declaraciones en fenómenos políticos y sociales que ocurren en España y en el mundo. Pero aun así ha recibido severas dectracciones y criticas de sus opositores.

"Idiota: Del griego idiotés, utilizado para referirse a quien no se metía en política, preocupado tan sólo en lo suyo, incapaz de ofrecer nada a los demás".


Propone la educación como una preparación necesaria a los jóvenes para entrar en el mundo de la ciudadanía. La educación como la lucha contra la fatalidad donde alumno venza su miseria y su propia ignorancia. Que descubra sus cualidades y las perfeccione para emancipar su integridad humana. Que el alumno busque la manera de resolver sus dudas y en no caer ni en la apatía o la indiferencia intelectual.

.
"El problema no son las preguntas que los niños formulan, sino las que nosotros nos tenemos que hacer luego."


Las obras escritas de Fernando Savater son muchas pero las más destacadas son:
  • Caronte Aguarda
  • El Jardín de las Dudas
  • El Valor de Educar
  • Ética Para Amador
  • La Hermandad de la Buena Suerte
  • Los Diez Mandamientos del Siglo XXI
  • Política Para Amador
  • Sobre Vivir

martes, 18 de septiembre de 2012

Alerta.



Por moises cid.

Es muy sabido de la catástrofe ambiental que esta sufriendo el medio ambiente que rodea a los asentamientos humanos debido al manejo descontrolado que agentes que son agresivos con la naturaleza y los seres vivos, que en ella habitan,  que difícilmente se han podido adaptar a los estragos industriales y accidentes contaminantes producto de la incompetencia humana.

Muchas especies entre la flora y la fauna en la naturaleza se han extinto por el factor contaminante con  que el hombre ha degradado al medio ambiente que le rodea. Pero además esta ocurriendo un grave fenómeno dentro de la misma sociedad humana, en los últimos años el desarrollo científico y tecnológico ha producido un efecto contradictorio dentro de la masa social. A pesar de los alcances que se han logrado, la conciencia de los seres humanos se ha desviado en la solución de problemas que atentan su armonía  con el medio ambiente y este descuido esta produciendo efectos nocivos incluso para la convivencia social. Además de que la industria sometiendo a la ciencia y a la tecnología para lograr un poderío, económicamente exclusivo y unilateral, esta afectando la apreciación de la vida humana a un juego especulativo y hedonista cuya vía es el consumismo exacerbado.

 El hombre urbano no vive para ser feliz  tan solo vive para tener productividad y pagar deuda tras deuda. La significación del vivir humano tan solo se enclava en poseer cosas que con el tiempo perderán valor por nuevos productos  “mejorados”.

El hombre con estos parámetros de vida pierde realmente su capacidad de asombro y aprecio por la naturaleza y su compromiso moral para el cuidado de la misma. Y aun lo más grave de todo pierde su capacidad de criterio, al ser indiferente de verificar que todo lo que se le dice o se le informa sea verdad o una manipulación comúnmente conocida como “verdad a medias”. Dejando en otros el que sea verdad lo que esta entendiendo.

El hombre actual se encuentra abrumado por tanta información que los medios y el ritmo acelerado de las sociedades urbanas están sometiendo su atención a cuestiones  productivas, económicas, especulativas y desequilibrantes. El hombre actual se encuentra poseído de  fantasmas especulativos que fomentan sus peores temores y por ende es fácilmente sometido y maleable. La esclavitud del hombre en crisis.

A las personas en su mayoría se le va despojando de su capacidad crítica y se va convirtiendo en seres  inconscientes de su capacidad intelectual y pensante. Ya no valoran  a las experiencias como el medio del florecimiento de sus ideas si no tan solamente el medio para obtener el mayor placer que sea posible, claro esta, a un alto costo económico y personal.

El temor social se ha convertido en una mercancía barata con un alto rendimiento utilitario para las corporaciones y algunas instituciones gubernamentales. La violencia la inseguridad las epidemias torpemente manejadas y con afanes sensacionalistas también hacen pensar que son utilizados como medios desorientadores para la capacidad critica de la masa social, la cual al final de cuentas resulta la mas afectada económicamente, psicológicamente y socialmente.

Así como en el inicio de este escrito mencionaba acerca de la extinción de especies de animales y plantas ocurre un símil dentro del género humano la desaparición de los hombres pensante, de los hombres críticos, de los hombres con  honestidad intelectual en apego a la verdad. Dichos seres han sido relegados por la propaganda hacia el hombre puramente efervescente de pasiones, del hombre que busca  placer tras placer para pasarla bien y no ver más allá de sus actos, solo la  satisfacción de vivir el momento.

Si, el hombre tiene el derecho a ser feliz también tiene la obligación por naturaleza de pensar, de razonar, de ejercitar sus cualidades intelectuales para desarrollarse plenamente. De pensar por sí mismo y saber convivir con los demás y ser consciente del medio ambiente en el que esta asentado.

El hombre pensante no se pierde entre letras para evadir la vida, al contrario el hombre pensante siembra ideas para cosechar argumentos, con los cuales situará sus actos para desarrollarse humanamente y alcanzar una verdadera mejoría como individuo social y como ser particular. Es decir un ser cultivado.

Un ser pensante busca las verdades no para presumirlas si no para saber donde esta parado, en su ser y en su existencia y así desenvolverse,  en el mundo en que vive. Contrario a la percepción social en la actualidad pensar no es una anormalidad o algo obsoleto sino es algo natural en el hombre.

El desarrollo intelectual no debe ser una vaga obligación social, si no una convicción personal. Así como hay entusiastas en los ejercicios físicos o entusiastas en el desarrollo tecnológico, debe haber el mismo entusiasmo en el ejercicio y desarrollo intelectual.

Un hombre que no desarrolla su capacidad pensante se convierte en un ser intelectualmente atrofiado. 
Una persona obtusa y manipulable.







martes, 4 de septiembre de 2012

El Ars Magna


moises del cid


En la historia del saber humano han sido incontables los pensadores que han buscado establecer la estructura de un pensamiento lógico perfecto.  Un método de pensamiento que elimine todo error para obtener como finalidad verdad y certeza de lo que se sabe.
Uno de estos pensadores se llamo Raimundo Lulio quien nació en palma de Mallorca entre los años 1232 o 1233. Raimundo estudio filosofía y teología además de otros saberes de manera autodidacta de lo cual tuvo gran erudición sobre lo científico y religioso de su época.
Entre sus logros realizo una especie de arte lógica combinatoria basada en estudios árabes y judíos con la cual buscaba señalar y enmendar los errores y falacias de los pensadores racionalistas contemporáneos y que se distinguían por seguir la escuela averroísta. Dicho sistema lo nombro Ars Magna o el Gran Arte.

La cual consistía en combinar de manera formal elementos esenciales como términos, símbolos, conceptos científicos y religiosos que por medio  de una sistemática conexión  para obtener de manera exacta la verdad y certeza del cuestionamiento a tratar.
El  Ars Magna consistía en un artificio mecánico de figuras giratorias de papel, a manera de prototipo de ordenador. El cual operaba en la manipulación de términos científicos-religiosos (en la  actualidad se  interpretaría  como una excéntrica relación místico lógica) realizando mezclas lógicas entre dichos símbolos para obtener de manera mecánica la verdad. Pero una verdad entendible para todos.

Es  distintivo del pensamiento cristiano medieval la relación  del saber racional y la revelación mística  convergen una misma ciencia en el saber humano (universal) y que es guiada por el pensamiento divino. Así en el ejercicio de la fe y de la razón se eleva  el grado de entendimiento del saber de la naturaleza de lo seres y las cosas como el adentramiento religioso de lo sobrenatural del mundo espiritual. Con Raimundo Lull encontramos una especie de lógica para mostrar la verdad según entendida por el cristianismo medieval.

Y es  que en cada etapa del pensamiento científico de la humanidad encontramos grandes aportes en estructuras lógicas (órganon aristotélico, el nuevo órganon baconiano, el arte magno luliano, etc) propuestos por filósofos, científicos, religiosos que ayuden a discernir toda cuestión científica afín de obtener una verdad sin resquicios de error. Configurando mecanismos lógicos para poder llegar a probar la verdad del pensamiento.

sábado, 1 de septiembre de 2012

El Ratacuaz.


Moises cid

De las mutiples personalidades que se dan en la sociedad existe una poco reconocible por su misma forma de ser. Es la del ratacuaz un ser que si bien no es violento, ni disgregante social, en su interior posee un germen que se contrapone de manera muy particular a lo socialmente establecido y es contrario a la presunción que muchos  exhiben por tener cierto beneficio o talento. Es un ser que fluye a contracorriente pero con sutil rebeldía. La cual refleja con actos sustentados por ideas y aderezados con gran irreverencia, a veces, de manera discreta pero sin dejar de ser descarada.

El ratacuaz es un elemento  que posee  gran humor y la capacidad creativa de buscar nuevas formas de expresar ideas, no para alcanzar algún reconocimiento, lo hace con la finalidad de rebajar los vacuos formulismos sociales. Un ratacuaz refleja en su expresión el uso de elementos y términos intelectuales revueltos con la chacota atrevida de lo popular y una que otra palabra altisonante como aderezo accesorio desubicando a quienes le rodean.

Posee una sinceridad que atenta contra la aceptación de su persona por los demás, y  no siempre expresa su postura de pensamiento por el hecho  de que le importa un comino el decir algo a quienes considera que no vale la pena dar razón alguna de su persona. En su mente parece cruzar la idea de que  “no es necesario darle perlas a los cerdos”. Y lo hace por el principal motivo de que la mayoría de los individuos  hablan nomas por hablar y que toda idea o postura termina diluyéndose entre vagas convenciones sociales, que a ningún sustento o beneficio llevan.

El ratacuaz es un comprometido de sus ideas, por que cuando le interesa expresarlas se hace notar y revienta la pasividad del ambiente por dar a conocer algo que comúnmente  esta  socialmente desapercibido. Aunque lo hace en forma irreverente o chistosa por que así  se toma la vida, con humor. El humor en un ratacuaz es esencial para todo tiene que sacar el detalle cómico incluso hasta en lo sacro. La medida en que mezcla la comicidad en cada expresión depende de cada ratacuaz.
Es un lector o tiene algún talento relevante que lo presenta  con cierta distinción pero dicha cualidad no se la toma demasiado en serio por que siente que lo ahoga en una sola característica  personal siendo consciente del abanico de posibilidades a realizar en su temperamento. Es un inconforme que no le apetece lo cómodo o lo fácil, siempre busca la forma de complicarse de alguna manera las cosas solo para ejercitar su capacidad de resolverlas o estirar la tolerancia de los demás.

El ratacuaz encuentra ese detalle que  la mayoría tiene por inadvertido, ya que es una persona desigual y siempre  busca algo significativo en cada momento de su existencia. Busca, investiga, lee, canta, vaga por la ciudad buscando algo que le de sentido a su vida. Su capacidad de apreciación aunque es discreta es su mayor arma y  lo motiva a buscar algo que inmanentemente le hace falta.

El ratacuaz se presenta no como un enemigo a muerte sino como un opositor ameno. No busca violencia irracional sino todo lo contrario armonía y contrapeso racional. Semejante a la piedra en el calzado que es incomodo pero te hace reaccionar o como el tábano socrático que cuestiona e incomoda para hacer relucir la verdad o lo significativo de la ocasión y de las personas.

Es el ratacuaz un pensador chistoso.