Páginas vistas en total

lunes, 25 de febrero de 2013

Más allá de las musas.


Más allá de las musas.


Moises cid.



Ocurre comúnmente de quien escribe tiene algo extraordinario que contar, una idea un sentimiento una situación, las deshace mentalmente para después imbricarlas con sus palabras. Haciendo un tejido literario sobre lo que le conmueve. Escribir es un ejercicio que hace a la persona apartarse de la pasividad, colocar sus ideas en un hilo literario para compartir con otros lo que el piensa y siente positiva o negativamente.


El escritor desentraña cada uno de sus sentimientos, de sus miedos, de sus experiencias, de sus esperanzas. Replanteándoselas mil veces para exponer lo acertado de ellas o plasmándolas sin ninguna reserva con el propósito de incrustar el sentimiento puro en su texto.


Escribir es un psicoanálisis baratísimo.
                               Carmen Posadas.


La escritura es una  autoexploración en carne propia, sacando a relucir todo lo que se guarda con lo que se vive. Es la capacidad de autocritica es conocerse así mismo para sazonar personalmente lo que se expresa haciendo de su obra un relato único y humano. Es cuestionarse totalmente tratando de conocer cada aspecto único e intimo, es desnudarse   uno mismo  y verse así mismo.


Para escribir algo tienes que correr el riesgo de burlarte de ti mismo.
Anne Rice.



Escribir es una necesidad personal, es como el hambre que te hace levantar de la cama a media noche para saborear lo que te apetece. Así mismo es el escribir, saborear las palabras que se te vienen a la mente y plasmarlas antes que escapen las ideas al olvido.
Un escritor trata de que no se le pudran las ideas por malas o simples que sean, busca la mejor manera de plantearlas para que sean dignas de ser leídas. Escribir es el juego de intentar contar cosas de manera asombrosa. De hacer una simple idea algo que sea recordado por quien lo lea.


Los verdaderos escritores son aquellos que quieren escribir, necesitan escribir, tienen que escribir.
                                                                         Robert Penn Warren.





 Muchos escritores no requieren de mortales aventuras para ejercitar su imaginación, se requiere de la experiencia de la vida para aprender a plantear las situaciones literarias. Saber conquistar al lector y conducirlo a lo más recóndito del texto. Tentándolo a cada instante a querer saber más de lo que escrito. Y una vez terminada de leer la obra sea la misma vida quien le recuerde sus palabras.



Cuán vano es sentarse a escribir cuando aún no te has levantado para vivir.
                                                                              Henry David Thoreau.




Aunque generalmente un escritor siempre termina diciendo lo pude hacer mejor acerca de lo que escribe, tiempo después ocurre una reconciliación con su obra. Nunca hay que olvidar que la obra escrita es mejor que la obra ideada y pasada al olvido.
El escritor es alguien dispuesto a expresar ideas y buscar cualquier oportunidad para contar algo.


Cada hoja escrita es una batalla victoriosa sobre todo aquel pormenor que atenta  destruir su texto. El escritor avanza letra a letra intentando terminar su narración. Con esfuerzo y disciplina sin descuidar la calidad de lo que escribe.


Así como los pequeños buscan la oportunidad de escaparse de la escuela para irse de pinta. Así también quien escribe se aparta de la rutina para exponer lo que guarda en mente. Para imprimir lo que ha digerido en su reflexión. Para grabar con palabras en una hoja lo que siente. Busca el tiempo y siempre esta dispuesta a ello.


Cuando todos duermen el escritor sueña despierto, es en la noche en donde encuentra la armonía y la serenidad para desnudar su mente. Para plasmar la huella indeleble de sus palabras. Las deja reposar toda la noche en su hoja para que fermenten al amanecer y fructifiquen en la mente de quien lo lea al día siguiente. El escritor se disfraza de persona común durante el día para en la noche despojarse de su lastre artificioso y nuevamente jugar como un chiquillo entre letras. Tramando  nuevas ideas para escribir.

Aunque la humanidad avance aceleradamente y se ahogue en el estrés diario, el escritor vive contra corriente para no dejar lo que le da relevancia a su existencia. Se nace para escribir y se vive para contar.


Si bien un escritor o poeta no puede componer sus errores al menos puede componer sus palabras. Puede adornar con bellas expresiones y palabras significantes cada uno de sus días, explora el mundo y a las personas pero sobre todo se explora así mismo. Cuestión que para muchos es imposible y doloroso. Hay  escritores que no le temen al dolor muy por el contrario lo abrazan y lo hacen su amigo. Hay quienes escriben sobre la alegría y tienen la capacidad de contagiarla. Otros informan secamente. Místicos que trazan aforismos profundos. Y otros sueñan y fantasean con nuevos mundos, nuevos seres dependiendo de la capacidad de su imaginación y el arte de su pluma.


Aunque hay muchos escritos imperfectos, y hasta malos, para un escritor es como el árbol que se desprende de sus hojas y de su corteza innecesaria para desarrollarse  plenamente. Hasta llegar al grado de realizar un estilo propio, con gracia y apetecible para cierto público que lo lee.




“un escritor profesional es un amateur que no se rinde”
                                                                                     Richard Bach.





La mejor manera de comenzar a escribir es tener algo que contar. Cualquier idea es buena para iniciarse como escritor y entre más sencilla es preferible. Ya que con la disciplina, la practica y el ejemplo de escritores que se admiren se ira desarrollando y avanzando por el mundo de las letras.



La literatura es  esa dimensión tan próxima y distinta a la rutina que se vive y en la cual se vuelven extraordinarios las personas y los hechos. Es pues un escritor un humano sorprendente por que escapa de la rutina común.


“La cosa por decir, dila”.
Robert Graves.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Augusto Comte.



1798-1857.
Nació en Montpelier Francia.

Es el principal representante del positivismo del siglo XlX.
Fundador de la sociología o ciencia positiva de la sociedad. El estudio de las relaciones sociales y  conductas humanas como resultado de la vida colectiva.


“La sociología es la ciencia suprema y la culminación del saber positivo”.


La sociología según Comte: es la ciencia física de las costumbres sociales la cual descubrirá las leyes de las relaciones humanas y permitirá regular el destino ético y político de la humanidad.


“En la moralidad  hay más cosas de las que se pueden obtener por la ciencia”.


Formulo la ley de los tres estados y menciono que cada sector del conocimiento humano pasa sucesivamente  por tres etapas distintas: teológica, metafísica y positiva. Cada una de ellas describe un modo de entender el mundo.


Estadio teológico: el hombre atribuye el origen de los fenómenos naturales a la intervención de potencias sobrenaturales. La explicación de las causa primeras y las causas ultimas de las cosas mediante un agente sobrenatural.


Estadio metafísico: los fenómenos son considerados como expresión de la naturaleza misma. Los agentes sobrenaturales han sido sustituidos por principios abstractos inherentes a cada entidad correspondiente. Causas y principios.


Estadio positivo: el hombre se explica los fenómenos a través de las leyes científicas (positivas) que regulan sus relaciones. La observación y razonamiento mediante leyes físicas los fenómenos particulares y hechos científicos. Desarrollo científico experimental. Se trata del estado real y los dos anteriores han conducido a la inteligencia a su emancipación.


El positivismo empírico en que todo conocimiento deriva de la experiencia:

“El conocimiento no es más que una función biológica, estrictamente orgánica, no es mas que un modo particular de la relación entre el organismo y el medio exterior”.

El positivismo según Comte. es lo que hace progresar a la humanidad al  dejar de estar dominada por el temor de los poderes irracionales y a ser capaz de controlar el medio ambiente natural en el que vive.se basa en la optimista confianza en la ciencia y el progreso tecnológico y una fuerte polémica contra la filosofía tradicional acusándola de dogma.


La exaltación de las ciencias experimentales (física, química, biología) teniendo como eje la sociología. En la búsqueda del progreso como finalidad humana.

“La ciencia no pretende conocerlo todo, pero sí todo aquello que es posible conocer”.


El saber debe estar constituido por hechos probados y susceptibles de ser experimentados, para considerarse hecho concreto. La experimentación se sobrepone a lo metafísico y lo especulativo.


Al igual que la naturaleza, la sociedad esta regulada por leyes universales

“El verdadero espíritu positivo consiste, ante todo, en ver para prever, en estudiar lo que es, a fin de concluir de ello lo que será”.

El pensamiento digerido.



Por: Moises Delcid.


Debido al desarrollo de los medios de comunicación tenemos la capacidad de recibir mucha información constantemente, que puede agobiarnos, pero comúnmente  estamos   tomando una actitud indiferente en el desarrollo de nuestras propias ideas y de criterio.


En vez de intentar de asimilar la información que nos llega, cómodamente, dejamos que algún personaje relevante realice esta tarea. Para consumirla inmediatamente sin ningún filtro crítico.


 Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto.
León Daudí.


Como la digestión fisiológica es un complejo proceso que transforma lo que comemos en sustancias asimilables para nutrirnos. Lo mismo sucede, de manera análoga, con el pensamiento. El cual es también un proceso complicado para transformar la información que recibimos en ideas, con las que asimilamos nuestro criterio.


No es lo mismo tratar elucidar algo que nos interese, a partir de consultar diversas fuentes o autores, que simplemente aplacar nuestra curiosidad mediante una postura ya realizada y hasta deformada para algún beneficio particular.



El ser humano por naturaleza es un ser pensante, es un ser que debe ser consciente de sus actos y que vocacionalmente intente aclarar su sentido de ser existente. Aunque comúnmente pretenda desviar dicho aspecto mediante placeres u opresiones anímicas.


Los hombres y mujeres siempre intentaran tener un panorama cierto y claro sobre la vida, sobre sí mismos y sobre su trascendencia. Un pensamiento consciente.


Raro y celestial don, el que sepa sentir y razonar al mismo tiempo.
Vittorio Alfieri.


El confort y el desarrollo nos han dado recursos que pueden ser productivos al poder tener al alcance información importante, solo es cuestión de dirigir nuestra voluntad en su búsqueda para entenderla y nutrir nuestro conocimiento a base del esfuerzo del pensamiento.


Ser personas con la capacidad de descifrar y de asimilar lo que esta al alcance de nuestra comprensión. Un desarrollo intelectual y humano.


Las lecturas complementan. El amplio acervo bibliográfico que nos ha llegado a través del desarrollo humano es un tesoro invaluable y poco considerado por la sociedad actual. Ya que a pesar de las muchas transformaciones y avances que ha realizado la humanidad desde hace miles de año, el aspecto humano sigue siendo el mismo. El hombre se ha preguntado siempre las mismas cuestiones sobre  sí mismo, sobre la realidad, sobre el mundo, sobre la muerte,…etc. Quien ha bebido de estos cuestionamientos ha logrado  tener  comprensión de sí mismo. Intentando nutrirse de ideas profundamente cuestionadas y aclaradas por grandes pensadores. Y aunque muchas preguntas queden inconclusas, el desarrollo en su disertación nos ayuda a digerirlas nosotros mismos.


Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; mas si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas.
Francis Bacon.




El ejercicio del pensamiento nos da la capacidad de interpretación sobre la información que nos llega para transformar nuestra situación de ignorancia o duda en ideas claras y lúcidas. Que se convertirá en declaraciones y actos relevantes en nuestro existir.


Parece ser que nos hemos acostumbrado a no pensar, a dejar  de manera negligente que todo lo relevante quede en manos ajenas y que debemos absorber las ideas o posturas en un acto adormecido de consumismo desmedido. Atragantándonos de manera automática sin procesarlo, ni entenderlo. Sin llevar a cabo ninguna interiorización y reflexión para el asimilamiento y perfección de nuestro entendimiento.
  

Es indispensable desarrollar el saber como instrumento relevante para cuestiones: económicas, sociales y políticas.


“El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica”.
Proverbio chino.

viernes, 15 de febrero de 2013

Burrhus Frederic Skinner.


Burrhus Frederic Skinner.
1904-1990.

Psicólogo nacido en Pensilvania, Estados Unidos.

Especialista en el Conductismo el cual afirma que el balance de ser humano y la sociedad  parten del control de conductas y comportamientos, haciendo del ser individual solo una parte componente de algo que ya esta en marcha.


Creo un receptáculo llamado la caja de Skinner en la cual coloco espejos como sistema de observación para introducir un animal de laboratorio, el cual debe accionar una palanca para recibir su alimento diario. Realizo  estudios del condicionamiento animal y fue propugnador de la enseñanza programada.
Una enseñanza casi de la cuna en que los nuevos miembros de la comunidad que ya nacen dentro de ella. La programación del individuo.


Para Skinner el control de la conducta es el mejor medio para lograr la felicidad humana. Los hombres y mujeres deben someterse a especialistas quienes saben como cuantificar y controlar las conductas dispersas y entrelazar las relaciones y deseos conforme a sus observaciones.


Propone la psicología como fundamento del conocimiento científico. Y el conductismo como la clave para el desarrollo de la humanidad. El filósofo tan solo es una caricatura intelectual por su exagerado deseo de pensar en vez de aceptar pragmáticamente las realidades como normas. Tan solo importa  la referencia de paradigmas.


La juventud de la década de 1960 (el movimiento de las flores) fue influenciada por las obras teóricas de Skinner: rechazando la imposición de la moda sin renunciar a la búsqueda de la alegría y de la libertad. Creando las famosas comunas donde intentaban ser autosustentables, como proyecto de utópico. Antítesis de la sociedad moderna pero sin desligarse  del todo de ella en la práctica


“Todo hombre esta empeñado en una batalla constante y sin cuartel contra el resto de la humanidad”.


El triunfo de la nueva sociedad radica en el desarrollo de jóvenes entrenados desde la cuna para propagar lo que se les ha enseñado. En una educación programada mediante pruebas de compatibilidad.


Propone a los científicos conductivista como los regidores apropiados de toda sociedad humana para indicar a los demás lo que es mejor para ellos. Mediante una conducta determinada más considerándolos seres libres. Términos como libertad controlada, felicidad dirigida, supremacía de la minoría, método para la felicidad… propios de la jerga conductista, quienes se manifiestan como el paradigma del superhombre científico


 “El control es necesario para el debido funcionamiento de la sociedad…”

miércoles, 13 de febrero de 2013

No te cases con un filósofo mejor estúdialos a todos.





El estudio de la filosofía es un ejercicio que abarca el aprendizaje de múltiples escuelas de pensamiento que han surgió y desarrollado a través de la historia de la ciencia humana. Dichas corrientes filosóficas se contrastan en muchos aspectos, conceptos y posturas. Pero el estudio de las mismas aporta múltiples verdades ante una actitud de verdadero aprendizaje.


No ha estructura filosófica que no aporte nada. Siempre en cada pensador relevante encontramos conceptos sustanciales e  ideas importantes.
Afortunadamente vivimos en una época en que se ha conjuntado la crema y nata del pensamiento filosóficos y tenemos a nuestra disposición los medios para estudiarlos si no a todos si a la mayoría.

Como lo consideró Paúl Ricoeur: “La filosofía siempre ha de ser un dialogo abierto y no una mera doctrina”.

La filosofía es una ciencia de un cuestionamiento incesante. Donde tan importante es la respuesta como la pregunta que se intenta responder o que queda irresoluta. Que aunque no halla respuesta el cuestionamiento nos brinda un sentido de pensamiento y de acción.


Es propio del filósofo poder especular sobre todas las cosas. Aristóteles.

La postura del estudiante de filosofía debe ser abierta a conocer de otros pensadores aun con los cuales no comulga ni un ápice, por que todo pensamiento filosófico es relevante ya que se funda en verdades.

Los artistas piensan según las palabras y, los filósofos, según las ideas. Albert Camus.


El campo de acción para los filósofos son las ideas por lo cual es sustancial para todo estudioso el conocer lo mas posible lo relevante de cada pensador que ha aportado sus ideas a la ciencia filosófica. La riqueza que encierra cada obra de  cada filósofo brinda un tesoro intelectual invaluable y que esta a la disposición de todo aquel que desea conocer y desarrollar su sabiduría.


En general el hombre está siempre orientado hacia alguna particularidad, pero el filósofo posee un sentido para la totalidad de las cosas.
George Simmel.

La actitud filosófica es abrir el entendimiento a un completo panorama intelectual que aun sigue acrecentándose. Un filósofo no para de buscar verdades y de ejercitar su entendimiento. 

A diferencia de la apreciación actual de que todo conocimiento es concreto y reducido, propio del aspecto técnico en que se nos educa, para el filósofo ocurre el caso contrario. A un acervo grandemente desarrollado desde la antigüedad y mas aun hacia la aportación actual de los pensadores mas relevante de hoy.

Por ello el estudio filosófico no puede ejercerse con el estudio de la obra de un solo pensador, eso es un affaire. Muy por el contrario la filosofía se estudia con todos aquellos que la han ejercido grandemente y que han dado su vida labrando su pensamiento en pos de respuestas o ideas con sentido.


Aunque se aprecie que unos filósofos contradicen a otros dentro de todos hierven verdades que son útiles a quien las estudia y aplica. La filosofía no debe enclaustrarse o limitarse a unos cuantos si no a todos los pensadores que nos sea posible estudiar. Tenemos los recursos para hacerlo, solo basta nuestra disposición en buscarlos, conocerlos, reflexionarlos, criticarlos, apreciarlos y difundirlos.


"Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender."
Ortega y Gasset.


No coartes tu pensamiento a ser fanático de alguien que puedes absorber fácilmente, si no desarróllate a través del incomodo cuestionamiento (como parece ser para muchos) de los diferentes filósofos.

La gran lección que enseña la filosofía es que el pensador se funda en su posición ante la verdad y si en alguna postura existe error tiene la capacidad de aceptar y timonear su barco intelectual hacia el norte de que indica la brújula de la certeza.


"El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca."
Immanuel Kant.

viernes, 8 de febrero de 2013

el infierno la película.


L'inferno (1911) .

Blanco y negro. Película muda.



          «Por mi se va a la ciudad doliente, 
              
                por mi se ingresa en el dolor eterno, 
    
                 por mi se va con la perdida gente. 
    
                La justicia movió a mi alto hacedor: 

                      Hízome la divina potestad, 
 
                  la suma sabiduría y el primer amor. 
   
                Antes de mí ninguna cosa fue creada 
    
                sólo las eternas, y yo eternamente duro: 
 
             ¡Perded toda esperanza los que entráis!»