Páginas vistas en total

domingo, 3 de noviembre de 2013

Deconstructivismo a la mexicana.



El deconstructivismo es la búsqueda de la ruptura entre la intención del pensante con el significado de lo que expresa. La contradicción latente en la argumentación  del sujeto pensante.


El deconstructivismo lo podemos encontrar de manera divertida en la comedia mexicana en Cantinflas, Chespirito y Tin Tan. Quienes en sus escenificaciones dan puntilla contra la formal y lo clásico en el desenvolvimiento social, científico y espiritual.



La irreverencia permite explorar a producto de carcajada la ambigüedad humana en la solemnidad externa y la ligereza interna del ser social. La denuncia del doble discurso con el que se intenta disfrazar la conducta humana con la verdad. La ruptura lógica en la credulidad y la superficialidad en la mayoría de las personas. Ya sea por ignorancia o por ligereza de convicción propia.